04 diciembre 2007

De amigos, camaradas y sorpresas

Cuando te pasa algo doloroso las personas a tu alrededor se dividen en dos bandos: las personas que actúan justo como lo esperabas y las personas que te sorprenden o decepcionan.
Las del primer grupo no tienen mayor dificultad...son tus amigos que te apoyan y tus "camaradas" que te dicen echale ganas y etc, etc...pero de ellos lo esperabas, cada quien como ha actuado contigo desde siempre.
Los del grupo dos son más interesantes...son esos "amigos" que estarían contigo en las buenas y en las malas y a la hora de la hora siempre no...oh decepción. Pero también están aquellos que tu creías "camaradas", personas que te caen bien, te diviertes con ellos, pero hasta ahí...de ellos no esperas nada, pero en esos momentos cunado muchos te dejaron, llegan y contra todo lo que pudieras esperar de ellos te apoyan...así sin más, personas que tal vez habías medio ignorado se acercan a ti y te apoyan igual o más que aquellos que quieres. Y eso se agradece.
Este post es para agradecer a aquellas personas que siempre han estado para mi...pero especialmente para esas personas de quien no esperaba nada y me han dado mucho: Seifer, José Luis y Mario.
Me largo