12 noviembre 2008

Congruencia


I.-Hay un chico en la escuela que odia México, también cree que los países europeos son la viva imagen de la perfección social, cultural, económica y humana del universo. Yo, sin ser mexicana de nacimiento, al tiempo que estoy conciente de la gran problemática que se vive en el país, llámese, narcotráfico, crisis econímica, rezago académico, cultural y un largo etcétera, estoy conciente de que para que las cosas mejoren se debe HACER algo, no nada más quejarte.

Ese mismo chico que se vive quejando de la corrupción, de la inseguridad, de la contaminación...se pasa-según él mismo- 5 o más horas jugando xbox, o e la computadora, por simple gusto, ese mismo chico, dice que no necesita, ni le gusta, comprar videojuegos, o cds originales, "porque es un robo que estén tan caros" Yo siempre he diho que no le puedes exigir nadie lo que tu no haces; en este caso, ¿Cómo le exiges al gobierno que erradique la delincuencia, cuando tú no puedes respetar reglas tan simples como no comprar piratería, no tirar basura en las calles, no pisar el césped, no pasar más de 10 artículos en las cajas rápidas de los supermercados, no darles "mordida" a los oficiales de tránsito"...?, ¿Con que derecho reclamas justicia , cuando tú mismo eres partícipe, aunque sea indirectamente, de la corrupción?

Mi padre siempre dijo "No puedes cambiar el mundo, pero es tu deber cambiar tu entorno inmediato", la forma correcta de cambiar lo que está mal, es cambiar tú primero; de nada sirve quejarse sin hacer nada para REALMENTE solucionar el problema. Tal vez yo no soy la viva imagen de la ecología, la civilidad y la cultura, pero intento no quejarme por cosas de las que yo misma soy partícipe, al contrario, trato de ayudar en lo que puedo.

II.-Últimamente he escuchado a demasiadas personas decir que se mudarán al extranjero, porque "aquí ya no se puede vivir", como si huyendo se solucionaran los problemas, cuando lo que se debe hacer es, como diría Botarga, "aguantar vara". Sé que no soy nadie parajuzgar o dar sugerencias, pero, si lo que estamos mal somos nosotros como sociedad, no importa a donde vayas, el mal te lo llevas; mi maestro Luis Eugenio dice que "las personas tenemos el mundo que se merecen", y aplicándolo a todo: El gobierno es corrupto, porque el pueblo lo deja ser corrupto. La Tierra está al borde de una catástrofe ecológica, porque nosotros hemos destruído, sobreexplotado, desaprovechado. El narco hace de las suyas, porque la sociedad permite su existencia.

Nos desligamos de la responsabilidad que tenemos con nuestro entorno "porque a mí no me ha tocado", "porque no sé", "porque no entiendo de política", "porque me da flojera", "porque no quiero meterme en problemas" y a la hora de la hora, cuando se nos ofrece, cuando nos roban, somos vícitmas de algún funcionario o institución, ahí es cuando gritamos y queremos que el gobierno nos solucione y nos haga justicia...y la nieve de que la quieres?

Debemos ser congruentes, no se trata de exigir, sino de actuar.

III.-Es tan fácil filosofar y decir "yo pienso", "yo creo", pero en la vida real esto no son más que palabras sin importancia -y más porque, osea "¿tú quién eres, mocosita puberta, para opinar?"- porque llega la gente, te lee, y dice "Orale, tu tienes razón" o "Eso es lo que se tiene que hacer"...y ya. La gente lee, sabe, escucha, la gente está, inconcientemente, conciente de cual es la realidad, pero preferimos ver la novela de las siete, ir al concierto de la semana, ver el fútbol... nada importa mientras nuestra vida cotidiana no sea estrujada, y aún así, nos quejamos, no duele, la sufrimos; pero solo es cosa de días y todo vuelve a su cotidiano andar. Vivimos en un mundo de amentiritas.
La pic: Schiele Egon "Agony"

1 comentarios:

Sizu dijo...

Buen post!