26 diciembre 2008

Cambiar de Familia



Casi siempre cuando una persona reniega de algún miembro de su familia o de toda ella se le dice "Pués que le vas a hacer, es tu familia y no la puedes cambiar"...y en casi todos los casos es así, la familia se adopta como algo permanete e inmutable que (para desgracia de muchos) no se puede cambiar.

Pero yo cambié de familia, por razone que muchos saben, y si no pss que mal xD, porque no quiero repetirlas, me adoptó (¿o adopté) una nueva familia. No llegarón nuevos miembros, no se fueron algunos...cambié de familia, así de simple, sigo viendo a mis hemanos pequeños, pero fuera de ellos todo lo demás ha desaparecido, se fué. Cambié de familia; el sueño de tantos, incluso muchas veces fue el mío. Cambié de familia.

Y como todo en la vida, no fue lo que yo esperaba/quería. Empezó en mayo, para ser exactos el 5 de mayo, pero llegué con los Lindher, no nos adaptamos (ni ellos a mí, ni yo a ellos), y después de unas semanas de ir y venir entre varias familias mi hermana y yo nos quedamos con los García. Maru, Toño, y sus hijos Ezequiel, Maru y Tere. Mis hermanas adoptivas: Ewelyn, Claudia, Jazmin, Carmen, Gaby y Melina. Mi nueva familia, y en ese momento yo quería todo, menos una nueva familia.

Es difícil de explicar, hace 1 año y medio mi vida era tan, tan , pero tan diferente, de una u otra forma podría decirse que tenía todo...y en un momento me quedé con nada, de repente volteé y no hay amigos, no hay familia, no hay casa, ni siquiera estaba yo misma. Nada. Y se te presenta la oportunidad de volver a tener algo, eso fue para mí llegar con los García, pero yo no estaba (estoy, tal vez) lista para tener algo, te da miedo volver a perderlo todo; y te da miedo adaptarte.

Adaptarme a las nuevas reglas, a las nuevas personas, a los nuevos lugares, a formas distintas de pensar, de actuar, y entonces cosas tan tontas como la hora de la cena se convierten en una pesadilla. Duele adaptarse. Más si no sabes que es lo que quieres, por un lado me revientan las reglas nuevas, me chocan (algunas)de mis hermanas; todo es distinto, religión, costumbres, reglas, a lo que yo estaba acostumbrada; pero tampo estaba acostumbrada a recibir tanta buena atención...y eso me sacó de onda.

El clásico discurso de todos los padres "es por tu bien" cobra un nuevo sentido cuando te das cuenta que en realidad las reglas estúpidas, y los sermones a veces (todavía me revientan casi todos) si son por tu bien. ¿Y entonces que le haces a la barrera que creaste? ¿Que pasa con el "no me dejaré volver a querer"?, Es dicícil dejarme querer y querer a los demás, a mi nueva familia, cuando yo misma me había cerrado a esa posibilidad...pero como cunado un chico te pretende y te va ganando con pequeños detalles, mi familia me fué ganando poco a poco, cada ¿cómo has estado?, cada paseo, cada obsequio que no tiene razón de ser, cada regaño ha ido poco a poco derrumbando los muros que les puse.

Tolerancia, Paciencia y Sabiduría. Aprender a respetar otras opiniones. Si ya una vez tuvo razón, tal vez la tenga de nuevo. ¿Que pasará si esta vez obedezco, o si esta vez si pido permiso?...todo lo contrario a lo que era, pero me ha funcionado, sigo rompiendo algunas reglas, sigo pensando que son unos conservadores parnoicos, y que llegar a las 6 p.m, cuando pido permiso, es no sól injusto, sino ridículo, pero los quiero. Ya que.

Cuando llegué a vivir con ellos sólo eran mi forma de escapar, un poco más de libertad, y una buena oportunidad, "Nada más mientras cumplo 18", y poco a poco se han ido conviertiendo realmente en mi familia, no se si sea algo bueno peor me he encariñado con ellos, lo cual, creo, no afectará mucho mi forma de pensar...es decir, no creo volverme cristiana, ni dejar de ser la chica mladita que he sido, simplemente, me he dejado querer. Dejaron de ser mis tutores super estrictos, ahora son mis papás super estrictos xD. Ya no soy la chica rebelde que no acata las reglas y odia a los sujetos que la cuidan, soy la hija rebelde que no acata muchas reglas y no estpa de acuerdo con la forma de pensar de sus padres.

No todos pueden cambiar de familia, pero tal vez deberían intentar cambiar un poquito ellos mismos. Los García son los mismos dehace 6 meses, pero yo no soy la misma de hace 6 meses; en todo caso, no es lo mejor, ni lo más chido del mundo cambiar de familia. Es duro, estresante y da miedo.

Ya sé, esta muy cursi este post, ¿y qué?, tenía ganas de escribirlo, y si me dan ganas de hacer otro post parecido lo haré...

En la pic, yo apunto de inyectar el pavo de la cena de navidad, nada que ver con el post, ya sé...¿y qué?...no he chocado xDDDD

Me largo

1 comentarios:

InGe_CrUsHeR (evil side) dijo...

pareces asesina serial en la foto, preparado el acido a tu victima :p

Sabias que en realidad nada de los que nos pasa lo elegimos, nuestra unica eleccion es como tomar lo que nos presenta la vida, puedes tomar el camino facil o el dificil, tomar las cosas muy a pecho o a la ligera, tranquila o furica, triste o alegre.... shaaales ¡¡

X cierto me awitaste el final de la pelicula del Qeanu Rivs, daah, ya lo sabia.. era obvio que el hijo era el vecino del cuñado del amigo del alien

Buen inicio de año niña, mis mejores deseos (-_O), y las mejores vibras 4ever...