22 febrero 2010

Recomendación.- Caín, José Saramago



"¿Qué diablo de Dios es éste que para enaltecer a Abel desprecia a Caín?" se pregunta Saramago al tiempo que nos relata los aconteceres de la vida de Caín después de ser condenado a ser errante y extranjero en la Tierra por haber asesinado a su hermano.


Con un estilo narrativo peculiar, caótico, y amorfo, sin diálogos marcados, el autor funde cada capítulo en un sólo párrafo que une no solo el texto, sino las ideas, el tiempo y los conceptos.

"Caín" es la protesta al señor, al dios, al creador, al destructor, al egoísta, a vengativo... Es la exposición de la Biblia en sus literalidades: Sus horrores, Sus faltas, Sus crímenes. Es la narración del juego al tú por tú de Caín contra ese Diablo de Dios que se nos ha escondido.

Atrapante, sarcástico, sardónico, así es el lenguaje que maneja Saramago con una narrativa irónica, retórica y en tono de mofa. Se podría de clasificar de surrealista el hecho de que el autor pretenda situar a Caín en relatos bíblicos tan ajenos a su historia como el Diluvio, la destrucción de Sodoma y Gomorra, la caída de Jericó y demás, pero son perfectamente plausibles en ese tiempo maldito en ese presente al que Caín fue condenado.


Es tan absorbente (y corto, en extensión física) que se lee en un día.

1 comentarios:

LeKoko dijo...

aaah!! mañana mismo voy a buscarlo ;)