14 abril 2010

Ésta realidad

No sé si les pasa como a mí que a veces ven todo lo que están haciendo como si fuera una película. No es una sensación fea , al menos no siempre, sobre todo si el motivo que me llevó a esa reflexión es algo feliz.


Hoy por alguna de esas razones felices me puse a ver mi película, y no me pareció tan mala; si me pongo a pensar son las calles que soñé caminar, las sábanas en las que soñé dormir, los olores que conocí en memorias futuras.

De esas veces que ves hacia adentro, y ves algo que es digno de ver, y cierras los ojos para entregarte al momento.

Me dieron ganas de escribir. Me dieron ganas de reírme y sacudirme la neblina de flojera que me suele rodear últimamente. Me dieron ganas de llorar: no por algo en específico, triste o nostálgico, sino simplemente porque a veces es lindo llorar, tampoco de felicidad, ni de euforia. Llorar. Llorar de asombro (awe), de plenitud, de estar llena (de muchas cosas, esas sí: tristes, bonitas, nostálgicas, rítmicas, familiares, desconocidas, oníricas, desagradables, y sobre todo olorosas -tengo una memoria que es extraordinariamente olfativa-)

Me puse a pensar que es sensualmente extraño que esta realidad me sea tan familiar y confortable si es, sinceramente, increíble que haya pasado de esta manera.

¿Quién diría 1, 2, 3, 5, 7, 10 años atrás que ésta sería mi vida?

Es sencillamente hermosa, no por ser perfecta o completamente feliz, sino por ser y ya.

Por improbable, instantánea, esporádica "algo que llegó de pronto y de ninguna parte" (La sociedad mental/Fernández Christlieb, Anthropos Editorial, 2004)

Dejemos de pensar en trocitos, y vivir en rebanadas, alguien póngale atención a la película; no vinimos a comer palomitas. No todo es acción, se trata de disfrutar (lo bueno, lo malo, lo obsceno, lo terrenal, lo divino...) Después de todo, una película buena no necesariamente es una película feliz: a ser todos y vivir con un personaje de Camus. Seamos una película digna de ver

Es nuestra vida, ¿porque será que dejamos que todo y todos nos la roben y no podemos dedicarnos 5 min. a ver hacia adentro? Les dejo ésta rola, y los reto a que en lo que dura -o más si quieren/pueden- Vean (¡y sobre todo disfruten!) la película de su vida.




[Ya ando calentando para escribirles más seguido y mejor]

0 comentarios: