08 abril 2010

Feminismo vs. Equidad de género; y a ellos también los maltratan




Siempre que hablo del tema suelo referirme a la "equidad de género". A últimas fechas la gente, en general las mujeres, quisimos interpretar éste discurso del "las mujeres tenemos los mismos derechos, somos iguales y libertad femenina" como una forma manipulación. Vayamos por partes:

I

Estoy en completo desacuerdo con prácticas que humillan y sobajan a las mujeres (a cualquier humano, en realidad, es más, a cualquier ser vivo) o aquéllas que impliquen maltrato, violencia, o cualquier actividad denigrante: golpes, insultos, trabajos forzados, violación, discriminación... Creo que todas las formas de vida tienen un valor equitativo y merecen respeto, pero eso no nos hace ser iguales.

Me molesta hasta cierto punto, el hecho de querer "igualar" las capacidades masculinas y femeninas. Es un hecho científicamente comprobado que mujeres y hombres somos muy diferentes en cuanto a cualidades, capacidades y formas como procesamos, almacenamos y comunicamos los estímulos que percibimos. Es algo que a veces nos cuesta aceptar a las "feministas" Obviamente todo es una generalización, pero es cierto.

Estadísticamente el hombre es más fuerte, físicamente que la mujer, más práctico, lógico, competitivo, audaz, y resistente que la mujer. En cambio las mujeres tenemos capacidades sociales, de comunicación, de inteligencia lingüística, sensitivas (referente a los sentidos como el olfato y el gusto) más desarrolladas que ellos (con sus obvias excepciones).

Y está bien. Nosotras féminas no nos hacemos nada con reconocer el hecho de que para muchas cosas, los hombres están, en general, más capacitados que nosotras, y viceversa. No veo el porque querer a fuerza "hacernos iguales" cuando no lo somos. Merecemos el mismo respeto, sí. Somos, ambos géneros, capaces de sobresalir en cualquier ámbito, dependiendo de las capacidades INDIVIDUALES, sí. Pero -una vez más- eso no nos hace iguales.

Tenemos necesidades, talentos, y capacidades, tanto de género, como individuales diferentes. Y eso no nos hace ni mejores ni peores.

Otra cosa que me molesta es el hecho de que las mujeres suelan interpretar el "feminismo" como se les da en gana. "Soy mujer, merezco respeto, tengo los mismos derechos que tú, hombre, pero tú pagas todo, me cedes el asiento, y abres la puerta: sé caballeroso" ¿osea cómo? No estoy en contra de la caballerosidad, pero ¿dónde está la damarosidad? Es infame, que ni siquiera exista el término.

No podemos ir exigiendo derechos si no tomamos también las obligaciones. No se me hace correcto que las mujeres exijamos caballerosidad, como si fuese una obligación y no una cualidad. Además, ¿qué nos da el derecho de tomar los asientos, ser atendidas, y mimadas nada más porque sí? ¿por el simple hecho de ser mujeres? ¿No es esa la misma clase de separación contra la cual se supone que luchan?. Los hombres también tienen derecho a ser invitados a comer, y que paguen por ellos, a recibir obsequios, y demás cosas. La caballerosidad es amabilidad y respeto, y las mujeres también podemos tenerla.

Como en todo, no son buenos los excesos, ni las hipocresías. No se puede exigir "igualdad" cuando no es posible, y además exigir "caballerosidad".

II

A las mujeres, por lo general, nos gusta que nos mimen, que nos atiendan y sean serviciales. Históricamente se nos ha denominado el "sexo débil". Por tradición en casi todos los países se ha menospreciado el papel de la mujer y no fue hasta las últimas décadas cuando se comenzó el movimiento de la "liberación femenina" que rompió con algunos prejuicios y abrió el camino de la mujer en las fuerzas laborales, culturales, el medio artístico...al grado que hoy encontramos mujeres que se desempeñan en casi todos los ámbitos de la vida social.

Ahora bien, esta misma "revolución femenina" a llevado a que las mujeres tomemos conductas que antes eran poco usuales en el género, o al menos mal vistas por la sociedad. Hoy en día las mujeres podemos tomar la iniciativa al iniciar una relación, tomar decisiones sobre métodos anticonceptivos; entre otras cosas.

Una de las cosas en las que también hemos comenzado a incursionar es en la antiquísima costumbre de la violencia hacia la pareja.

Frecuentemente hablamos de violencia de género e inmediatamente pensamos en mujeres golpeadas, violaciones y demás cosas atroces; se comprende porque es la mayoría de los casos, pero casi nunca se menciona la violencia -casi siempre psicológica- que pueden llevar a sufrir los hombres.

"Tus amigas son unas zorras" "Seguro me estás engañando" "Es que eres un mujeriego" "Seguro andabas con la otra" "¿Quien era ella?" "¿Porqué no me contestabas?" "¿Quién te llamó?" ¿Con quién te estás mensajeando?" Son frases que muchos hombres suelen escuchar con frecuencia. Generalmente se toma a la autora de dichas palabras como una celosa, fastidiosa, pero no más. Otras actitudes son el estar cuidando las llamadas, ojos, salidas, y agenda de el novio/esposo y "encontrarle" frecuentemente a "otras" Recriminarle parejas pasadas, insultar, o menospreciar a sus amigas, y tratar de saber a todas horas con quién está, y qué está haciendo. Así mismo tomar una actitud de víctima "Es que ya no me quieres" "Yo entiendo que veas a otras, porque soy poca cosa" o amenazas como "Si me dejas me suicido" o con acusaciones de violencia o violación también son comunes . También el hecho de querer que la pareja pague todo, "porque él es el hombre", sacarle dinero para gustos, obligarlo a pagar cuentas propias, o incluso disponer de su dinero y tarjetas (obviamente me refiero a sin el permiso del afectado)

Todo eso es chantaje emocional, control sobre la pareja y abuso hacia el otro, lo cual se considera violencia.Muchos dirán que no se compara con la violencia física, pero -al igual que en el caso de la mujer- este tipo de discursos y actitudes se consideran violencia. Obviamente también existen casos extremos de violencia física e incluso sexual hacia los hombres, pero son una minoría, en comparación con el abuso psicológico, que irónicamente es el más común.

III

Nosotras mujeres hemos exigido una equidad de derechos: queremos trabajos, salarios y oportunidades que los hombres, pero eso incluye las mismas obligaciones.

No nada más en lo legal, también se nos brindó - en algunas sociedades más que otras, algunas aún están en proceso de transición- la oportunidad de abrirnos a nuevos horizontes en la vida social, familiar, cultural y artística, de la misma manera eso conlleva responsabilidades, y exige de nosotras una actitud al nivel de las circunstancias.

Si ya no queremos ser las damiselas que deben quedarse en casa, a planchar, entonces exijamos eso de nosotras mismas, y no nos autorebajemos a ser el "sexo débil"

IV

Los dejo con una frase para que la piensen y le dedico un post luego "La feminidad casi siempre se da por sentada, pero la masculinidad siempre debe ser probada"

12 comentarios:

V3G4 dijo...

Excelente articulo.

AN4RCHOS dijo...

En cuanto a lo que se refiere a género, machismo y feminismo, podrás encontrar hasta cosas que en cierta forma sonarán ridículas, pero como se dice normalmente, "la realidad es más extraña que la ficción".

Muchas veces, las mujeres no sólo también son machistas, sino que inculcan esta forma de pensamiento a los niños. "Los niños juegan con carros" y "las niñas juegan con muñecas" son formas en que muchas familias imponen una forma de pensamiento machista en sus hijos. Porque realmente, no tiene nada de malo que una niña juego con carros, ni que un niño juegue con muñecas, eso no cambiaría de ningún modo su sexo. Y es tan sólo un prejuicio y una forma de pensamiento originada del machismo. Y no sólo los hombres, sino también las mujeres colaboran con este modo de pensar, ya que si preguntas, la mayoría de las mujeres preferiría al típico macho, rudo y bruto, a pesar de que se quejen de ello. (Más irónico son las mujeres que quieren una quimera: rudo pero sensible, macho pero romántico, grosero pero galante, alto pero bajito, etc pero etc., tantas cosas que a veces uno no sabe que hacer jeje)

También muchas veces se obvia los efectos que tiene el machismo sobre los hombres, colocando únicamente a las mujeres como las que sufren de ello. Muchas veces un hombre está obligado a mantener una forma de comportamiento, para que su "hombría" no sea cuestionada (tanto ante hombres como a mujeres). Yo mismo, que soy hombre, muchas veces he sentido esa presión. Es tan fácil como imaginarse la frase: "los hombres no lloran". ¿Por qué los hombres no pueden llorar? ¿Quien dice eso? Simplemente, no tiene fundamento, y es un prejuicio. El machismo también limitada la libertad de expresarse, de comportarse, de sentir, de un hombre. Y rara vez se piensa en ello.

El feminismo tiene multitud de variantes, que van desde feminismo arrancatestículos hasta feministas hippies (jeje.. no se llaman realmente así, pero es cómo me gusta llamarlos =P), y sería necesario escribir un libro entero para describir todo el pensamiento feminista. Muchas veces se confunde al feminismo, como dices, con "más derechos para la mujer", o peor aún, como el odio hacia los hombres, lo que es una demostración de lo poco que se sabe sobre feminismo.

Quizás, si te llama la atención, he escrito un par de cosas sobre feminismo por aquí. Pero claro, esto siempre con mi negro sentido del humor =P

Tienes mucha razón en lo que dices. Salu2 ;)

Edith.BlackSoul dijo...

Eit ya me leí varios de tus posts, están muy buenos, sobre todo el de los tipos de feminismo.

Tienes toda la razón cuando comentas que, muchas veces, las mujeres propiciamos el machismo, y es a lo que me refiero cuando digo que nos contradecimos exigiendo caballerosidad y protección de parte de los hombres.

Creo que una de las expresiones más fuertes del machismo provienen de nosotras mismas. Sobre todo cuando como madres, novias, hermanas o amigas, exigimos protección, sustento, o representación ya sea económica, social, legal, o moral de parte de ellos como si nosotras no nos pudiésemos defender. No está mal pedir o necesitar ayuda, pero cuando dependemos exclusivamente de ellos es una forma de machismo.

¿Qué piensas sobre lo de la violencia contra los hombres?

AN4RCHOS dijo...

Jeje... Pues, recuerdo había un chiste de un comediante venezolano (llamado El Conde del Guácharo), donde este hablaba de su mujer. En su historia, como su mujer era una histérica, era bastante común que ella le gritara y le pegara (a veces las mujeres histéricas no necesitan muchas razones para hacerlo). Muchas veces hasta le dejaba moretones. Un día decide que no iba a soportar más ese maltrato por parte de su mujer, y fue a la comisaría a denunciarla por maltrato y violencia de género. Cuando llega, lo primero que hacen los policías es verse entre ellos mismos, voltear y decir: "ayyyyy... mariquita. Su mujer le pega..." jeje (chiste cruel)

La verdad es que eso de verdad pasa, y muchas mujeres también son violentas con los hombres. Incluso pueden ser agresivas a modo de juego. Por ejemplo, a veces, cuando un hombre dice un chiste, bien sea un chiste tonto o cruel, la mujer responde golpeando ligeramente al hombre. "Siii ereees malooooo" (golpecito)- es algo a lo que los hombres estamos acostumbrados (Irónicamente, ese golpe suele significar que le agradas). Claro, el golpe realmente no duele (bueno, a veces también hay mujeres que son muy bruscas, y te lanzan un cuaderno, un lápiz o lo que tengan a la mano, y eso si duele ¬¬ jeje), lo que pasa es que las mujeres están también acostumbradas a la idea de que el hombre es FUERTE, RESISTENTE, y que puede aguantar cuantos golpes y maltratos les des, simplemente porque son hombres. Esto hace que las mujeres olviden que los hombres también tenemos sentimientos, y que podemos tener tantos como ellas. Gracias al machismo, los hombres hemos creado alrededor de nosotros mismos la idea de que lo único que nos importa es el sexo (no se puede generalizar, pero en muchos casos quizás es cierto), lo que hace que nos veamos aún más como animales insensibles, lo que da más razón aún para tratarnos mal. Todo este problema gira alrededor de prejuicios milenarios que vienen desde antes de que Dios le diera un poco viagra mágico a Abraham para concebir a un hijo...

En fin, todo apunta a que las mujeres son machistas, los hombres somos machistas, y el machismo domina nuestra forma de actuar, de pensar, de relacionarnos, y el mundo entero. Y es muy difícil, no sólo para los hombres, sino también para las mujeres, quitarnos de encima una forma de pensar que nos han inculcado desde que salimos del vientre materno...

Claro: difícil, pero no imposible =)

Salu2

Edith.BlackSoul dijo...

En cuanto a lo del punto del "golpecito de juego" tienes toda la razón, no es que sea violencia, pero por ejemplo si un hombre hiciera lo mismo se "vería mal"

Uno como mujer si puede andar golpeando, aunque sea a broma, a cuanto hombre quiera y "a las mujeres no se les toca ni con el pétalo de una rosa"

Gracias por tus ilustres comentarios :P

AN4RCHOS dijo...

Jeje.. Exacto, se "vería mal". Somos animales de muchas costumbres. Como decía Goethe: "El hombre está hecho de tal modo, que se le puede persuadir hasta de la cosa más inverosímil: pero este se queda pegado enseguida y, ¡Ay de aquel que quiera volverlo a rascar y corregir!".

Gracias a ti por tu post, resulta que me dio inspiración jeje ;)

Desde lo que algunos llamaron Venezuela, Salu2

Sizu Yantra dijo...

Coincido contigo Edith, a veces las mujeres no se dan cuenta que al formar un movimiento "feminista" para luchar contra el "machismo", están creando la misma porquería pero vista desde el otro extremo. Yo también comento a broma con mis amigas y compañeras por que no existe la damallerosidad, y es algo que les causa gracia, pero también de inmediato se ponen a la defensiva, y dicen no, por que "ustedes son los hombres, ustedes deben ser caballerosos", es decir que cuando les conviene aceptan sin mas los roles que la sociedad erróneamente impone, y cuando no les conviene luchan contra ellos, eso es bastante egoísta.
Ni machismo ni feminismo deben existir, mas bien hombres y mujeres que acepten sus diferencias, sus derechos y obligaciones y que se dediquen a convivir de una manera armoniosa.
Y si como comentan, muchas veces las mujeres agreden a los hombres desde psicológica como físicamente, sin embargo por la misma imagen errónea que tiene la sociedad, un hombre que se queja por maltrato de una mujer, no es mas que un "marica" o "poco hombre", por que claro como es hombre debe ser fuerte y aguantarse...
Son muchos los aspectos que me parecen tan equivocados de cada rol que impone la sociedad, que seria bastante largo hablar de todos, pero creo que este es un buen comienzo, pensé que en el mundo no existiría una mujer que pensara como tu, y mucho menos que lo escribiera...
Buen articulo
Saludos!!

Anónimo dijo...

Pienso que deberia de haber un movimiento que busque la igualdad real de genero entre Hombres y Mujeres no mediante el feminismo porque ya sabemos que el feminismo es un fraude ya que solo favorece a la mujer y dsicrimina a los hombres trabajando solo a favor de la mujer y en contra de los hombres ya que este feminismo no es mas que el amchismod e la Mujer que lo que trata y busca es imponer su ideologia de genero cometiendo mcuhas injusticias y abusos contra los hombres no permitamos mas estos abusos y patrañas del feminismo busque mos una verdadera y justa igualdad entre Hombres y Mujeres por eso le digo no a este feminismo abusivo....

Anónimo dijo...

Pienso que deberia de haber un movimiento que busque la igualdad real de genero entre Hombres y Mujeres no mediante el feminismo porque ya sabemos que el feminismo es un fraude ya que solo favorece a la mujer y dsicrimina a los hombres trabajando solo a favor de la mujer y en contra de los hombres ya que este feminismo no es mas que el machismo de la Mujer que lo que trata y busca es imponer su ideologia de genero cometiendo muchas injusticias, caprichos y abusos contra los hombres no permitamos mas estos abusos y patrañas del feminismo busquemos una verdadera y justa igualdad entre Hombres y Mujeres por eso le digo no a este feminismo abusivo....

RONNIE ARAGON dijo...

hay que tener una personalidad muy irrisoria para quejarse de maltrato, yo soy hombre y ninguna mujer me ha tocado y ni se atrevera jamas siquiera a faltarme el respeto, sea quien sea yo como hombre me doy mi lugar, lo mismo par las mujeres, y si dado el caso hay agresion pues te largas, denuncias (si te da la gana) y punto, de otro modo solo se da a entender que la victima no es doblegada de la persona sino por su fragil mente, asi entonces dejemos de considerar a esa "victima" como adulto sino como un menor de edad.

Carlos Paz Despierta dijo...

En general, el artículo me pareció muy bueno. En detalle, tiene cuatro puntos que apoyo:

1) El reclamo de igualdad no significa anular las diferencias individuales, hablamos de igualdad en el plano ciudadano.

2) La igualdad en el plano ciudadano no es solo igualdad de derechos, es igualdad de obligaciones.

3) La actitud oportunista de reclamar igualdad de derechos, olvidar la igualdad de deberes, exigir "caballerosidad" de los varones, e ignorar las inequidades sufridas por varones, es algo que lastima a la causa feminista.

4) La violencia en la pareja de mujer a varón también existe, y como en su mayoría es violencia psicológica, está bastante invisibilizada. Me consta personalmente y por experiencias de amigos. Las campañas contra la violencia en la pareja deben incluirla, y no con el ánimo de "emparejar" las cosas, sino para que la lucha contra la violencia en la pareja sea completa y eficaz.

Mi crítica es que, incluso aunque el artículo recalca la diversidad individual y está en contra de la dualidad sexo fuerte/sexo débil, está dentro del esencialismo en algunos pasajes.

"Es un hecho científicamente comprobado que mujeres y hombres somos muy diferentes en cuanto a cualidades, capacidades y formas como procesamos, almacenamos y comunicamos los estímulos que percibimos."

Acá faltó adjuntar por lo menos un link a esa comprobación científica. Las personas intersex y personas trans son la prueba más patente de que el sexo no es tan binario como parece.

"A las mujeres, por lo general, nos gusta que nos mimen, que nos atiendan y sean serviciales."

A los hombres, por lo general, nos gusta que nos mimen, que nos atiendan y sean serviciales.
A las personas, por lo general, nos gusta que nos mimen, que nos atiendan y sean serviciales.

Por último me preocupa que lo primero y principal que se menciona como resultado del movimiento de liberación femenina sea "romper con algunos prejuicios".

Los prejuicios suelen ser justificaciones ideológicas de ciertas relaciones de poder. El diálogo racional para demostrar la injusticia de la opresión hacia la mujer y la justicia de la causa feminista fue y es un factor importante, pero no el principal: lo principal es la modificación de hecho de las relaciones de poder, y eso se logra con organización y fuerza más que con discusión y razón.

No estoy insinuando que la autora del texto ignore todo esto, solo me pareció necesario enfatizarlo.

Edith Wasco dijo...

Gracias por leer y tomarte el tiempo de comentar, Carlos, gracias por tus observaciones, tienes toda la razón.

A modo de justificación diré que este blog está cerrado y este post en particular tiene unos 3 años, en el momento en que lo escribí estaba aún muy deseducada en muchos aspectos de justicia social, por lo que aún prevalece cierto lenguaje heteronormativo y en general poco sensible con esa clase de tópicos.