02 junio 2010

Soneto de una Luna Nostálgica



Ésta Luna, tan redonda, soberbia,
encumbrada en el cielo distante,
presuntuosa de su cara brillante,
orgullosa de brillar tan fría...

Es carente ya de significado,
pobre de mis olvidadas memorias,
vacía es, plateada, de mis historias,
huérfana entre los días que he enterrado.

Llora las noches de antaño,
cuando el fulgor etéreo algo evocaba,
cuando recuerdo era ese brillo extraño.

Eterno resplandor mi alma llenaba,
mas ya inerte es su camino uraño,
inhóspito el sendero que andaba...

1 comentarios:

Alexander Strauffon dijo...

"Huerfana entre los dias que he enterrado..."

Me gustó.