18 agosto 2010

Siguiendo el Festival de Teatro de Nuevo León.- Reseña: "Justine y Juliette"


"Justine y Juliette" es una adaptación libre a partir de la novelas homónimas del Marqués de Sade producida por el grupo Astilla Teatro. Escrita y dirigida por Rodrigo Carillo Tripp, quien a su vez actúa en la obra (Conde de Lorsange), la puesta en escena es protagonizada por Marimar Osuna (Justine) y Alejandra Rodrigo (Juliette).

La obra nos acerca a la historia de dos hermanas: Justine y Juliette la trama es narrada en su mayor parte por "el conde de Lorsange quien escribe a su amigo Donatien, el Marqués. En esa carta narra las historias de las hermanas: sus infancias, y su separación, las experiencias que cada una tuvo durante su vida, su reencuentro y su conflicto final. Lorsange también narra que ha descubierto los planes de asesinato de Juliette, su esposa, ejerce contra él [...] Las historias de las dos hermanas, una inclinada hacia la virtud y la otra hacia el libertinaje."1

El ritmo narrativo es extraordinario: personajes interpretando a otros personajes, cambios de voces, cambios de "locaciones", diálogos sexualmente explícitos y el uso de elementos como máscaras, marionetas, danza y música en vivo.

Cuando una obra es redonda y, por decirlo de alguna manera,perfecta es difícil resaltar un elemento sobre otro, porque están tan bien asimilados que hablas de LA OBRA como un todo. En el caso de Justine y Juliette pasa así. Aunque si se va a resaltar algo deben ser las increíbles actuaciones de los tres actores, quienes dan vida a sus personajes de una manera magistral: se adueñaron por completo de ellos, incluso en los momentos cuando sus personajes interpretaban a otros personajes fueron excelentes. Voces bien empleadas, gritos, inflexiones, matices, volumen... todo. Muy buen manejo corporal, saltan a la vista la preparación en danza y el esfuerzo físico que conlleva realizar ciertas escenas. En ningún momento se cayó en la sobreactuación ridícula que tanto critico, actuaciones ejemplares en todos los aspectos.

En cuanto a las actuaciones se puede elogiar especialmente el trabajo de Alejandra Rodrigo, quien de alguna manera logra hechizar con su interpretación. No solo técnicamente, sino con una energía que atrapa al espectador y lo involucra en la trama. En este punto quisiera describir una sensación que experimenté durante la función: en varios momentos sentí, no más bien, estuve segura de que los actores (en especial Alejandra Rodirgo) me veían a mí; no sólo al público en mi dirección, sino a mí en específico. En ese momento me quedé petrificada, sin saber que hacer, solo sintiendo la fuerza de de la mira de Juliette diciendo "Mírame, soy Juliette, da igual si en ésta escena estoy desnuda, estoy vestida, estoy gritando o estoy riendo...mírame" Fue una sensación increíble, platicando con mi acompañante y con parte del staff de la obra me di cuenta que es algo que han trabajado mucho: el contacto visual personal con el auditorio. Algo que es tremendamente difícil de hacer, como actor, y es digno de elogio.

La puesta en escena como adaptación de la obra de Sade no demerita en nada el trabajo del Marqués, el trasfondo ideológico está allí y en cuanto a las escenas bastante descriptivas sexualmente se llevaron a cabo con cabalidad, excelencia y nada menos que energía. No hubo nada que sobrara o faltara. Lo importante, bello y sobresaliente es que los actores lograr incorporar los elementos sexuales a la trama sin morbo, no fue nada más un desfile de senos, "perversiones" y "palabrotas": el trabajo escénico dio como resultado que al público llegó un momento en que nos daba igual si estaban desnudos, simulando una violación o vertidos debatiendo; en ambas (y otras) situaciones se mantuvo una línea impecable en la ejecución de la obra.

La escenografía era muy simple, constando simplemente de una especie de cabina acortinada que fungía como diversas locaciones y dos bancos. Durante el espectáculo se hizo uso de varios objetos tanto para crear el "ambiente" así como utilizados a modo de recursos narrativos: máscaras, un saxofón, abanicos, espejos...

La iluminación excelente, como los demás elementos. Juegos de colores que dramatizaban escenas, cambios constantes y apropiados, juegos de contrastes, nada monótona.

En cuanto a la música, como ya se mencionó anteriormente, la obra estuvo musicalizada en vivo y corrió a cargo de Paulo Piña que realizó un trabajo extraordinario. No solo se encargó de tocar piezas que acompañaban la acción dramática, en ciertos momentos realizaba diversos efectos sonoros y gemidos que complementaron el trabajo de los protagonistas. Un total acierto.



En cuanto al vestuario fue bastante apropiado, reflejo de la época en la cual está ambientada la obra así como espejo de la personalidad de cada personaje. Varios cambios de vestuario, bastante ágiles, y de excelente calidad todos ellos.

Como la presentación de la obra proclama: Justine y Juliette es un espectáculo que confronta al público con sus propias creencias morales y lo hace de tal manera, que se llegó a sentir que en la sala los que estábamos desnudos eramos el público, no los actores. Un ejemplo de lo que es buen teatro. Un teatro vivo, fuerte, directo, con un diálogo directo con el auditorio. La receta perfecta para ponerle al espectador la piel de gallina a cada segundo de la obra.


La obra se encuentra actualmente de gira y se presentará hoy y mañana en el DF en el Foro Shakespeare más información en el link se las recomiendo muchísimo. Le dejo así mismo un video promocional de la obra. Espero que puedan a ir a verla. Vale la pena.



Fotografías tomadas del blog de la obra.

1.- Sinopsis tomada del Folleto Informatiuvo del Festival de Teatro de Nuevo León.

5 comentarios:

Alexander Strauffon dijo...

Muy buena reseña, Edith.

Un narrador dijo...

Me encanta que la obra sea vista por seres sensibles como tú. :)

¿Podemos publicar tu reseña en el blog de Justine y Juliette? Por supuesto, bajo tu nombre.

Edith.BlackSoul dijo...

¡Claro! Sería un honor, siéntase libre de hacerlo.

A mí a Octavio nos dio mucho gusto conocerte, ya sabes cuando vengas a Monterrey de nuevo no dudes en hablarnos para irnos por ahí a dar el rol, jajaja.

Que esten muy bien todos los de la producción, éxito en sus próximas presentaciones.

InGe_CrUsHeR (evil side) dijo...

Fijate que vi una invitacion a la obra en una "revista" que promocionaba eventos por el bicenteneario alla por el D.F.. pero el clima no ayudo en muchom :p.. con tu reseña se me antjo echarle un vistazo...lastima ¡

Alguien podria hacer "Deconstructing Harry" del gran Allen para teatro...esta chingona :p.. y tu nieve weeey..

Saludos...

Edith.BlackSoul dijo...

Pinche Inge, no entendí tu comentario de la nieve, nada más que no me estés albureando porque vas a ver con mi viejo :P

Deberías ver qué onda, porque ahorita andan de gira y de repe se presentan cerca o si andas de vieja...que diga, de viaje.

Te echo un grito sí sé de nuevas presentaciones. Si no, checate en el blog http://justineyjuliette.blogspot.com/

Saludos.