29 diciembre 2010

Los niños y los libros

Como algunos ya saben, regresé a trabajar a la sucursal de Librerías Gandhi de Monterrey. Supongo- espero- que habrán notado que desde hace un mes no había posteado nada nuevo: bueno, primero que nada una disculpa y un agradecimiento para los que se preocuparon y en segundo lugar les anuncio que estoy de regreso.

En esta ocasión, estoy trabajando en el departamento de infantil (Niños y Jóvenes)y aunque en un principio me sentía algo fuera de lugar, el ir meditando poco a poco sobre las cosas que veo, las personas a las que atiendo y los libros que manejo me ha permitido no solo agarrarle gusto a mi trabajo, sino ver y analizar algunas cosas que había pasado por alto:


Una de las cosas que, más que descubrir, he confirmado es que el gusto por la lectura es, en la mayoría de los casos, algo que los padres siembran en la mente del niño desde que es pequeño. A la librería van niños desde 5 años que ya son "ávidos" amantes de la lectura y que no solo conocen y leen las series o títulos de moda y clásicos, sino que comienzan a explorar en cuentos no tan conocidos, justo como o haría un adulto. Por otro lado, también van los niños y adolescentes -tristemente la mayoría- que no pasan de los libros-juguete de las princesas Disney y las películas de Pixar, cuadernos para colorear, series famosas y símiles. Padres que les frustran los hijos el gusto por el conocimiento con frases del tipo "¿cómo te va a gustar eso de ciencia? Ni le vas a entender, llévate mejor este de carritos"

Algo que he visto muchas veces y me sigue sorprendiendo es la manera como los padres, la industria editorial y la sociedad en general bombardean a los niños desde pequeños con los -más que roles- prejuicios sexuales del tipo "no mi'jita, deja ese libro de dinosaurios, es para niños. Mira, acá está uno de princesas", "Ese tiene rosa en la portada, es para niñas" y demás. Porque si es de ciencia, dinosaurios o aviones es para niños y si son cuentos, gatitos o manualidades son para niñas...Y es así como formamos los prejuicios sexuales en nuestros infantes: la mujer se queda en la casa a hacer cosas bonitas y los niños estudian y arman cosas.

Un punto aparte es la manera como los padres disciplinan a sus hijos, del que ya he hablado en un post anterior y que conforme más trato con los padre/hijos a los que atiendo más reafirmo mi punto. Los niños que son "malcriados" son el reflejo de padres irresponsables y condescendientes. Los "a la próxima", "vas a ver cuando lleguemos a la casa" crean monstruos irrespetuosos que no saben comportarse en lugares públicos. En cambio un "basta" "no" y "detente" a tiempo e inculcado de toda la vida basta para que hasta el más diablillo se comparte. No me voy a extender mucho en este punto porque es algo de lo que ya hablé en el post que linkeo, si a alguien le interesa puede pasar a leerlo; simplemente recalco el hecho de que ver a docenas de familias al día me ha hecho afianzar mi postura al respeto. Amor sin disciplina es nada.

Cambiando de tema hacia cosas agradables: ha sido realmente refrescante toparme con muchos de los libros que leí cuando era niña, darme cuenta que me siguen entreteniendo y conocer otros tantos que le dan tres patadas a muchos títulos "para grandes"

También, al observar la cantidad de formatos, aditamentos, temas y clases de libros me pregunto ¿por que diablos a los niños les hacen tantas cosas divertidas y a los adultos no? ¿O relamente estoy mal por gustarme tanto algunos libros con dibujitos, pop-ups y texturas? Apenas llevo un mes y ya me quiero comprar medio departamento de infantil...y no, no estoy bromeando.

Ciertamente no todo es bueno, ya que me ha sorprendido, así como pasa en los libros para adultos, la cantidad de libros "repetidos", copias de copias de copias, la similitud de varios títulos de moda; como los hijitos (bastardos) de Crepúsculo: Gothic Doll, Ghost Girl, Fallen, Medianoche, Monster High. Lo "darkie" está de moda, al parecer.

Podría parecer que no, pero la literatura para niños y pre-adolescentes es todo un universo que nunca me había dado la oportunidad de mirar con ojo crítico. ¡Y las cosas que he descubierto! Esperen próximamente mi lista de títulos de "literatura infantil" que muchos adultos amarán.

En fin, post ligero para desahogar mis observaciones durante el "trabajo de campo" con niños, realmente solo para activarme de nuevo con el blog. Nos estamos leyendo, prometo ya no desaparecerme tanto.

24 noviembre 2010

Recomendación.- El curioso incidente del perro a medianoche, Mark Haddon.

"El curioso incidente del perro a medianoche" nos es presentado como un thriller protagonizado por un adolescente de 15 años que padece síndrome de Asperger, (que es una especie de autismo moderado caracterizado por la incapacidad de sentir empatía y comprender el mundo social en el que se desarrolla la persona y en muchos casos va acompañado de una capacidad abstracción, retención y racionalización de otro tipo de información -lógica, sistemática, matemática- sorprendente).

"Me llamo Christopher John Francis Boone. Hace ocho años, cuando conocí a Siobhan, me enseñó este dibujo :( y supe que significaba «triste», que es como me sentí cuando encontré al perro muerto. Luego me enseñó este dibujo :) [...] Después hizo otros dibujos ;) :@ :/ :O pero no supe decir qué significaban. Pedí a Siobhan que me dibujara más caras de ésas y escribiera junto a ellas qué significaban exactamente. Me guardé la hoja en el bolsillo y la sacaba cuando no entendía lo que alguien me estaba diciendo[...] Cuando le conté a Siobhan lo que hacía, sacó un lápiz y otra hoja y dijo que probablemente eso hacía que la gente se sintiera muy :S [...] Así que rompí mi hoja y la tiré[...] Ahora cuando no sé qué me está diciendo alguien le pregunto qué quiere decir o me marcho."

Cuando Wellington -el perro de la señora Shears- aparece muerto Christopher, de 15 años decide averiguar quien lo asesinó. Al tiempo que reúne pistas e interroga a sus vecinos escribe todo en un libro (que en teoría es el libro que nosotros leemos) Sus pesquisas lo llevan a descubrir algunos secretos familiares y meterse en unos cuantos líos que lo obligan a desequilibrar su mundo racional y sistematizado.


Hace más o menos un compañero de trabajo me recomendó leer esta novela corta y por una y otra razón no me había animado a hacerlo. En parte porque el título no se me hacía tan llamativo y de alguna manera pensaba que era una novela para adolescentes.

Ciertamente está escrita en un lenguaje muy simple y comprensible, desde el punto de vista de Christopher. Tampoco tiene saltos de tiempo, o complicadísimos embrollos argumentales. No. Es lógica y fluida como los pensamientos del protagonista. 

Aunque no lo pareciera, el estilo narrativo y la historia te atrapan de tal manera que combinado con el excelente ritmo que no se pierde en ningún momento y el hecho de que no es una novela muy larga hacen que cuando menos te des cuenta (en mi caso en una sola tarde) ya la hayas terminado.

En cuanto a la historia y los personajes debo confesar que Christopher es el protagonista más simpático que he leído últimamente. Algo curioso del libro es que la narración salta entre temas aparentemente inconexos, pero que no son del nada molestos. El joven de 15 años nos lleva a través de su mundo y nos muestra cómo el ve y entiende las cosas: lo mismo nos platica/enseña algo sobre física o luego nos describe como él considera que ver pasar cinco coches rojos seguidos significa un día super bueno, cuatro coches rojos, un día bueno y, tres coches rojos, bastante bueno; pero cuatro coches amarillos seguidos significan un día negro, lo que significa que no hablará con nadie ese día, solo leerá y no correrá riesgos. No miente jamás porque no entiende las mentiras, al igual que es incapaz de expresar algo que no haya vivido. No entiende las metáforas, no come nada que sea marrón o amarillo, no sabe interpretar las emociones en un rostro, no soporta que le toquen, ni que se muevan los muebles de sitio, y gime y grita cuando se encuentra en lugares con mucha gente. Le gustan los números primos y sabe las capitales de todos los países del mundo. Sencillamente adorable.

Se los recomiendo bastante: es increíble como de una manera indirecta y valiéndose de la voz de Christopher, Mark Haddon logra hablar de cosas tan humanas o de las cuales no nos damos cuenta.

En México lo pueden conseguir en librerías Gandhi. Espero que lo consigan y lo disfruten.

22 noviembre 2010

Recomendación.- Escalvas del poder, Lydia Cacho

Esta semana terminé de leer "Esclavas del poder" de Lydia Cacho el cual es un excelente libro: muy crudo, directo, revelador y honesto.

A largo de sus páginas, Cacho nos lleva por un recorrido a través de varios países (entre ellos Israel, Birmania, Argentina, Turquía, Japón, Palestina, y algunas zonas de México como Cancún y Monterrey) y nos introduce al mundo de la trata sexual de mujeres y niños.

El libro está conformado por información de todo origen y forma: desde estadísticas y datos que son por demás perturbadores, hasta los aún más crudos testimonios de víctimas, sobrevivientes y trabajadores de albergues, refugios y organizaciones civiles contra la trata; así como la bitácora de los viajes de la autora en su búsqueda por rastrear las rutas de la trata humana a lo largo y ancho del mundo, sus tratos y encuentros con mafias, proxenetas y representantes del gobierno.



"Esclavas del poder" nos confronta con el lado oscuro de la prostitución y la pornografía desde una postura informada y racional. Nada de prejuicios conservadores y religiosos, pero tampoco de las ideas que venden los promotores y defensores de el negocio sexual. Es un grito contra la impunidad de gobiernos, políticos y autoridades enterados, inmiscuidos y consumidores de los "productos" en los que se convierten las mujeres y niños explotados.

Así mismo, Lydia Cacho hace un llamado a los hombres: a ejercer una nueva masculinidad libre de la cosificación a la que someten a las mujeres, del machismo en su forma más arraigada (la inconsciente), a la insensibilidad del consumidor, a la impunidad y la mirada ciega que prestamos como sociedad. Un llamado a dejar de pensar que "están allí porque a ellas les gusta" o "porque nació para ser puta"

Es un libro que recomiendo bastante para toda aquella persona que quiera abrir los ojos a una realidad que estamos habituados a no ver o a ignorar. Todos los hombres deberían leerlo y sorprenderse dando las mismas excusas que menciona la autora. Recomendable no como entretenimiento, sino como una herramienta para analizar y empezar a investigar, cambiar nuestra mentalidad y la forma como vemos el negocio del sexo y actuar en pos de la libertad de cientos de mujeres y niños.

17 noviembre 2010

La espera.

No hay gloria, ni marido, ni hijos después de la muerte. Solamente tu hedor y el dolor de una espalda recostada sobre la madera cada día más mohosa de tu ataúd. Por los días de los días, hasta la eternidad.

Horas que pasan lentas y sosegadas unas tras otras. Como visitas al dentista: recostada con las manos sobre el pecho esperando algo que no sabes qué. Acaso el crujir del cajón, el lento excavar de algún insecto horadándote las entrañas y los recuerdos.

La humanidad ha gastado su historia entera dilucidando, imaginando y preguntándose si hay vida después de la muerte: algunos esperábamos el cielo y temíamos el infierno. Algunos dicen que no existe un después y en cierta manera tienen razón. No hay nada, salvo tú. Es como irte a la cama y despertar tres metros bajo tierra. No hay paz o fuego eternos. Somos la misma bola de carne, efluvios y gases, pero fétidos y en fermentación. Tampoco es que duela, es como la caída del pelo, el crecer de las uñas.

Si hay flores sobre mi, no puedo verlas, si alguien me recuerda, no puedo saberlo. El amor a pesar de la ausencia no alcanzo a sentirlo. O más bien ¿será que no siento nada? El desvanecido recuerdo de algunas voces, caras, nombres y no más. No me despiertan, remueven o tocan alguna fibra. No hay amor, tristeza ni odio. No hay serenidad ni quietud: solo esperar sin impaciencia, repostar sin descansar, estar conciente sin estar despierto y miles de ideas intrascendentales viniendo a tus pensamientos.

Hay una lombriz cerca.
Un sonido hueco a lo lejos, pudiese ser un caminante o una bomba y daría igual.
Gotas de agua que se filtran de vez en vez.
Raíces de plantas o árboles escarbando aquí y allá.
Otro tendón que se desprende, otro hueso que se asoma.

No hay dinero, ni logros, ni homenajes póstumos. Al menos no alguno que pueda ver, sentir o agradecer. ¿Será así con todos los muertos? Si tan solo yaciera en algún lugar menos aburrido. Porque hasta para la lenta inexistencia hay niveles de aburrimiento. Tampoco es que me importe mucho.

Aguardo el día o noche en que por fin mi podedumbre se desintegre completamente, es el último recurso: si después de eso sigo existiendo aguardaré la eternidad en este estado de sopor, pero si la piedad, la justicia o Dios existen al menos con mi última célula degradándose morirá mi conciencia.





04 noviembre 2010

Cosas II

"Los objetos de mi apego, de mi aversión y de mi ignorancia -amigos, enemigos y extraños, mi cuerpo, riquezas y placeres- ofrezco todo esto, sin ningún sentimiento de pérdida."

[Oración budista]

Anteriormente escribí un post sobre la relevancia sentimental que pueden llegar a adquirir los objetos a nuestro alrededor, sobre como los insuflamos con nuestra energía y dejan de ser objetos cotidianos, para convertirse en cosas relevantes para nuestra vida. Y cito una de mis frases favoritas de Fernández Christlieb a la que llamo "imagen de la silla-abuelita". Sería bueno que lo leyeran para adentrarse en el trasfondo de este post.

Actualmente y conforme he ido viviendo cosas, viviendo en casas y dejando cosas creo que he cambiado un poco y en cierto sentido mi forma de pensar.


Sigo pensando que hay cosas que tienen un valor infinito que les hes otorgado por la cantidad de historia y recuerdos que depositamos en ellos. Hay objetos que tienen mucha más vida y relevancia para nosotros que la chica con mochila que nos topamos en la calle por la mañana. Conservo ese dejo de nostalgia que me inunda a veces y me hace extrañar las cosas que he perdido: ropa, fotos, discos, libros, obsequios...


Si en algo he cambiado mi forma de pensar y mis sentimientos es en que ahora más que nunca sé que sin importar cuánto importe un objeto nunca dejará de ser eso: una cosa, con o sin memoria, pero una cosa al fin. Y hoy por hoy me deprendería con gusto de mis objetos amados si fuese necesario.

No porque no importen, no porque no tengan recuerdos, sino porque las objetos -al igual que algunas personas- nos anclan al pasado y muchas veces no nos dejan ser libres. Aunque hay sentimientos y memorias mezcladas, creo que tiene que ver con el materialismo, con la incapacidad de definirnos en base a nosotros mismos y más bien depender de estas cosas y gente a nuestro alrededor. "Soy fulanito, tengo esto, soy amigo/novio/esposo/hijo de tal." La autodescripción más sincera que he leído decía "Soy fulanita y se hacer barquitos de papel, lo demás es irrelevante"

De ninguna manera estoy diciendo que cosas como un trabajo, estudios, dinero, y las relaciones no sean importantes, después de todo a la hora de ir a hacer el súper uno no paga con recuerdos, que yo sepa, la esperanza no mata el hambre y el desarrollo pleno como humano no se logra sin relaciones. Pero con lo que no estoy de acuerdo es con depende de esas cosas/personas para realizarse como personas. Lo que trae a mi mente una frase de Fernando Vallejo, en su libro El Desbarrancadero:

[Sobre el deseo de las mujeres de ser madres] "¡Ay, que dizque si no los tienen no se realizan como mujeres! ¿Y por qué mejor no componen una ópera y se realizan como compositoras?"

El punto es que las cosas, como casi todo en la vida no son eternas y constantes y deberíamos a aprender a ser completos por nosotros mismos y no en base a cosas o personas. No estoy en esa situación y preferiría no estarlo, pero si dadas la circunstancias tuviese que dejar de nuevo todas mis cosas, lo haría sin ningún sentimiento de pérdida, consiente de que lo que soy yo está dentro de mí y no depositado en objetos.

Aclarando que una cosa es un poco de nostalgia y otra diferente es obsesionarse con las cosas que ya no tenemos, como solía pasarme. Algo relacionado con esto que menciono es la obsesión con el dinero y las adquisiciones materiales, de las cuales también me siento liberada, pero eso merece otro post que prometo escribir pronto.

¿a cuántos de los libros, vestimentas, películas, discos, fotos, muebles, recuerdos y adornos que tenemos estaríamos dispuestos renunciar?

Monstruos Invisibles, Chuck Palahniuk.

"El fotógrafo dice en mi cabeza:
Dame rabia.
Flash.
Dame venganza.
Flash.
Dame una retribución total y absolutamente justificada.
Flash."

[Variación del casi mantra al que Palahniuk recurre durante toda la novela.]



"Monstruos invisibles" nos cuenta la historia de Shannon que "parece tenerlo todo en la vida: belleza, fama, un novio, una gran amiga...pero cuando un "accidente" la deja completamente desfigurada e incapaz de hablar, pasa de ser un hermoso centro de atracción a convertirse en un monstruo invisible, tan horrible que nadie parece percatarse de su existencia. Nadie, salvo Brandy Alexander, un transexual a quien conoce en el hospital y que le ofrece la oportunidad de encontrar su nuevo destino, a partir de olvidar su pasado y construirse infinitos y simultáneos presentes. Así, tras secuestrar a Manus, su actual ex novio", partirán en un viaje desenfrenado alrededor de los Estados Unidos.



El libro llega gustar y atrapar, pero lo logra en base a la reutilización del "estilo Palahniuk": frases cortas, narrador en primera persona y cronología en desorden. Así mismo el autor nos obsequia, como antes, el uso de personajes atípicos, desparpajados e irreverentes, temáticas polémicas y situaciones extremas. Lo usual en él.

Las virtudes narrativas y los recursos literarios a los que recurre Palahniuk son evidentemente buenos, pero en este, como en otros de sus libros, los sobre-explota a tal grado que simplemente el libro queda como una obra buena, no relevante y hasta cierto grado previsible. Y no me refiero a la historia, que es interesantísima, fuerte y acongojante, sino al estilo con que nos es presentada: bastante Palahniuk. Bastante y no para bien. Aun si no se han leído otras novelas del autor, es evidente la pesadez que llegan a provocar sus vicios/virtudes literarias cuando se usan desmedidamente.

No es un mal libro, de hecho es bueno, más no excelente. Muy entretenido y disfrutable, sobre todo si se gusta de las historias fuertes y poco conservadoras: esas historias sin principio ni final feliz.

27 octubre 2010

¿Alguien sabe de qué libros/cuentos estoy hablando?


Durante mi niñez fui educada para amar la literatura. A los doce años había leídos muchos más libros de los que lee la mayoría de las personas en toda su vida.

Muchos de los libros que leí durante esos años tempranos se han quedado impregnados en mi memoria y en mi corazón y son obras que he vuelto a leer, y podría volver a hacerlo y me siguen encantando. Ya no solo por la excelencia del escrito, sino por la evocación de mi infancia.

Otros tantos títulos por su poca calidad o lo poco que calaron en mi los he olvidado para siempre.

Pero hay, al menos, dos libros/relatos que me marcaron profundamente y no recuerdo nada de ellos, más que parte de la historia y la profunda huella que dejaron en mí. Durante años he forzado mi memoria en ejercicios de recapitulación tratando de recordar algún dato de dichos relatos que me permita leerlos nuevamente y reencontrarme con esas historias que al día de hoy me siguen intrigando.


El primero es, si no mal recuerdo un cuento no muy largo del que solo recuerdo las siguientes cosas: 

Una niña/joven que debe atravesar un túnel/cueva/lugar oscuro(¿?),es acompañada por un toro o algún animal grande y para hacerlo o por alguna otra razón debe usar unos zapatos con clavos o de algun material/forma que le lastiman los pies hasta sangrar.

El segundo fue un fragmento de no sé si una novela o cuento corto que leí en un libro de texto de secundaria cuanto tenía 10 años (tenía la costumbre de cuando iba a casas ajenas tomar cualquier libro que encontrara y leerlo), las cosas que puedo recordar sobre la trama son:

Estaba ambientado en el futuro, donde a los bebés al nacer se les extirpaban los órganos sexuales: testículos y ovarios y se almacenaban en un centro de reproducción. Al crecer, su rendimiento académico universitario determinaba si eran aptos para reproducirse y a mayor fueran sus notas más cantidad de veces podían procrear. 

Sin importar a las personas a las que les he preguntado nadie ha sabido decirme qué libros/cuentos son. ¿alguno de ustedes tiene una pista?

25 octubre 2010

Sabores, alimentos y sociedad

"–Tráigame una botella de agua con agujeritos.
–¡Ah! –dijo el mozo–. Ya sé... De esa agua con calambre que sabe a pie dormido."

[Gómez de la Serna, Ramón "Greguerías". Editorial Castalia, 1994. p. 115.]

Siempre que se habla de las impresiones que nos causan distintos estímulos frecuentamos recurrir a la frase de que “en gustos se rompen géneros” y esto debido a que para toda clase de estímulo (olores, sabores, texturas…) hay grados de agrado/desagrado dependiendo de cada persona. Un aroma, imagen o sonido puede gustarnos o no y al mismo tiempo causar una impresión distinta en otra persona.

Algunas personas tienen unos u otros sentidos más desarrollados que otras. En mi caso soy extremadamente sensible a los olores, los cuales no solo me provocan atracción o repulsión, sino que me evocan recuerdos o sensaciones físicas más allá del sentido del olfato. Agregado a esto, también tengo un sentido del gusto bastante más excitable que el de la mayoría de la gente que conozco: me encanta experimentar con combinaciones innovadoras de sabores, cocina extranjera, inventar platillos o simplemente degustar contemplativamente –por decirlo de alguna manera- el gusto de la comida y tratar de adivinar “qué tiene” algún platillo nuevo que consuma.

Algo en lo que he estado pensando últimamente surgió después de preguntarme a qué sabe la Coca-Cola (de la cual no soy muy fan y bebo poca) y hallarme describiendo su sabor como burbujeante, como de metal, como el agua mineral de Gómez de la Serna…y darme cuenta que no sabe “rico”, no sabe a nada comestible. Lo cual me provocó meditar y traer a la memoria aquellos sabores que me son conocidos y que aunque son casi universalmente alabados y buscados, creo que su fama se debe más al convencimiento social de que saben bien, que del propio sabor.


Al escribir esto estoy tomando en cuenta el hecho de que los sabores que a mi me resultan desagradables pueden gustar a otras personas.

Sin embargo, este post va más encaminado hacia la influencia social que nos enseña que algunos sabores saben bien, o de aquellos que aun cuando su gusto es -por decir lo menos- extraño y hasta cierto grado desagradable son bastante consumidos. Mi pregunta es ¿hasta qué grado consumimos o gustamos de estos alimentos por su sabor y hasta dónde llega el aprendizaje social al decirnos que algo sabe bien o mal?

Uno de las bebidas que más consumo, que más disfruto y que considero de las más universalmente aceptadas es el café. Son poquísimas las personas que conozco de las que he escuchado un “no me gusta tomar café” Ahora bien ¿qué tan bien sabe el café? Dejando de lado el hecho de que sea muy consumido por sus propiedades estimulantes ¿porqué habríamos de querer beber una bebida tan amarga? Es cierto que los cafeínomanos gustamos de su aroma y su sabor, pero ¿qué tanto de nuestro gusto es aprendido y qué tanto es real gusto físico (el captado por nuestras papilas gustativas? Si no hubiésemos crecido observados a otros bebiendo grandes cantidades de café, dependiendo de él para despertarse en las mañanas o alabando su sabor ¿seguiría gustándonos?

Como ya mencioné, otra bebida sobre la cual he llegado a la conclusión de que no sabe bien es la Coca-Cola y en general los refrescos gasificados sabor cola. Les he preguntado a otras personas y ni siquiera sabemos a que sabe, pero “gusta” ¿Cuánto de ese gusto se debe a las campañas publicitarias que vemos a diario diciéndonos que es cool consumir estos refrescos?

Un alimento que consumimos demasiado en México es el chile o picante en todas sus variedades el cual es acompañante infaltable de prácticamente todas las mesas mexicanas (en la mía no) el cual desde pequeños nos dan de comer “para que se acostumbre” lo cual muestra el hecho de que si no nos enseñaran que es bueno o necesario comerlo no nos gustaría. Así, pasa que cuando alguien extranjero o no acostumbrado al picante lo prueba se queda desagradablemente sorprendido por sus efectos y al igual que yo se pregunta ¿cómo o por qué comemos eso?

Mis ejemplos favoritos eran el alcohol y el tabaco que aunque literalmente saben horrible son consumidos por millones de personas a grados abusivos, pero creo que en el caso estas dos sustancias aparte del factor social influyen las características altamente dopantes y adictivas de ambas sustancias. Eso sin mencionar que de la cafeína, antes mencionada, se cree que puede llegar a causar adicción, por sus atributos estimulantes (muchos refrescos contienen cafeína).

Estos y otros ejemplos y el observar las actitudes, costumbres y gustos de las personas a mi alrededor me ha llevado a la conclusión de que independientemente de su buen o mal sabor hay alimentos, bebidas y sustancias que consumimos en gran medida por que la sociedad (familia, amigos, publicidad…) nos ha enseñado que saben bien, son buenos, o son signos de estatus –como el consumo de diversas variedad de café y vinos (alcohol)-.

Ahora el otro lado de la moneda: dando por sentado la influencia que ejerce la sociedad en la persona hasta cierto grado para aceptar o rechazar un alimento ¿Por qué no aprovecharla –sobre todo como padres-para inculcar en nuestros hijos el gusto por la comida sana? Es bien sabido que a los niños que no se les acostumbra a comer vegetales, frutas y demás alimentos sanos y nutritivos conforme van creciendo suelen carecer del aprecio gustativo hacia esos alimentos aun en su adultez, lo cual puede ocasionar carencias nutritivas; así mismo: los niños que son acostumbrados a comer la llamada “comida chatarra” aún desde muy pequeños son propensos a desarrollar malos hábitos de alimentación y la negación a comer, por ejemplo, vegetales.

Creo que el fomentar el consumo de comida sana en los niños es una mejor aplicación del condicionamiento social en cuanto a la alimentación y degustación de lo que comemos/bebemos que, por ejemplo, las bebidas/alimentos que menciono en el post y que en su mayoría no solo realmente no saben tan bien, sino que podrían llegar a ser nocivos.

20 octubre 2010

Belleza


"Forma y contenido son una misma cosa. La gente se enorgullece de su cara bonita como si fuera mérito propio, como si uno la hubiera decidido y pedido por anticipado, y es que ciertamente la apariencia personal se experimenta como si fuera su ser más profundo; [...] y al revés, también sucede que hay gente abiertamente desgraciada, con sentimientos de exclusión y pequeñez por ser feos y defectuosos, como si ellos mismos por tontos hubieran escogido ser así; esto le sucedía a Miguel Ángel. El caso es que nadie se cree eso de que las apariencias no importan y de que la belleza es interior; será injusto, pero la apariencia física es la identidad personal porque la forma es el contenido."
[Férnandez-Christlieb, Pablo "La Sociedad Mental". Anthropos Editorial, 2004. p.38]





I

De mi aversión.

He hablado de ello en varios posts: siempre trato de tolerar a las personas y respetarlas; convivir con ellas dentro de lo posible haciendo que valgan más las cosas en común que las diferencias. Hago lo posible por hacerme una opinión sobre las personas en base a sus vicios/virtudes personales y no sobre prejuicios como edad, sexo, creencias religiosas, afiliación política, estilo de vida…Obviamente tengo preferencias y hay “tipos” de personas a 



¿A qué quiero llegar? A que a pesar de toda esa tolerancia que suelo tener hay algunos prejuicios a los que me he atado y muchas veces me es difícil ver debajo de ellos y respetar a esas personas: casi inmediatamente las juzgo de una manera y no me permito ver más allá o convivir con la persona. ¿De quiénes hablo? De las personas que tienen cirugías estéticas, tanto mujeres como hombres, aunque, por mi sexo, especialmente las mujeres. Y aunque es algo de mí que no me grada mucho e intento evitarlo, de momento, al ver a alguien así (en TV, en la vida real, conocidos, etc.) casi me provoca náuseas: sentir lástima por esa persona, preguntarme qué la/lo llevó a querer modificar su cuerpo por pura vanidad, no bajarla de estúpida(o) y hueca(o).


Hasta dentro de las cirugías estéticas hay clases: están las madres con 3 o 4 hijos que han descuidado su cuerpo hasta grados inimaginables y quieren recuperar un cuerpo (normal), personas que sufrieron accidentes y desean recuperar su aspecto anterior y por supuesto las personas que por simple vanidad desean “corregir” defectos de la naturaleza o “mejorar” los atributos que la sociedad les ha dicho que hay que mejorar. Las terceras son las que me causan cierta aversión. Creo que en su mayoría son personas que son bellas y su inseguridad los lleva a querer “arreglar” lo que mamá genética hizo “mal” en ellos.

En general me molestan las personas que sobrevaloran el atractivo físico y se desviven por “ser bellos”y usan su cuerpo como moneda de cambio para obtener fama, dinero, poder o aceptacion social. No es en sí el hecho de que se hayan operado, sino las razones y el uso que le dan a esa "belleza"

Tampoco he iniciado una campaña de odio hacia el bótox y la silicona, generalmente es algo que me guardo para mí y poquísimas veces hablo de ello; en parte porque me avergüenza hasta cierto grado tener prejuicios contra alguien. Simplemente, a mí, en lo personal, dentro de mis pensamientos y disertaciones interiores me causan repugnancia.

Hasta ahora no he conocido a alguien verdaderamente cercano con operaciones de este tipo, por lo cual han sido personas a las que he podido ignorar sin pasar a mayores. Tampoco es que me ponga a insultarlos en público o incite a los demás a sentir la misma aversión que yo. 

II

De mis seguridades e inseguridades

Personalmente tengo un sentido de la belleza (tanto femenina, como masculina) algo alejada de los parámetros establecidos por la época y cultura que me tocó vivir, que son precisamente por los que se dejan guiar las personas que optan por la cirugía como herramienta de belleza. Así que no solo me causan aversión psicológica, sino que ni quiera me atraen físicamente.

Así mismo, aplicando a mí misma mi definición de belleza, muchas veces, como todos, me auto califico y dependiendo de mi humor, situación personal, días del mes… veo unas cosas bien, otras mal, otras más o menos, algunas que me encantan: en fin, creo yo lo normal, en general estoy a gusto.

PERO, mi forma de pensar, gustos, intereses, personalidad y en general mis caracteres mentales y psicológicos siempre me han mantenido alejada de la mayoría de las personas de mi edad, como son compañeros de escuela, vecinos, primos. Así que sea (o no sea) “bella” físicamente, nunca ha sido un factor que me ayude o empeore mis relaciones personales. Las personas que me quieren/respetan/conviven en paz conmigo están allí y sienten lo que sienten por que han aprendido a verme -¡y sobrellevarme!- enteramente como persona. 

El hecho de haber sido una persona, hasta cierto punto, rechazada durante gran parte de mi infancia, hasta la adolescencia (cuando me crecieron las tetas y comencé a expedir feromonas que llamaron la atención del sexo opuesto) me hizo blanco de burlas, rechazos de parte de, y sobre todo, las mujeres a mi alrededor. Ciertamente sí tenía amigos, pero la mayoría era del clan “rechazado”, lo cual no ayudaba mucho. Sí hay algo peor que el maltrato de los niños de la escuela, es el maltrato de las niñas de la escuela. Sumado a eso, siguieron las ofensas, desprecios y demases de los que fui objeto aún después de mi “embellecimiento” natural ahora por mi carácter y mi forma de interactuar con los hombres y en general la forma como he vivido mi sexualidad y en este caso de parte de mis “rivales” de amores, novias de amigos, exes psicópatas entre otras féminas.

 Las consecuencias son que, aún cuando acepto mi cuerpo de buena manera, y -como ya mencioné- en general estoy a gusto con el, no puedo evitar en ocasiones “tomar en cuenta” todos esos insultos y críticas y sentirme insegura sobre mis atributos y atractivos físicos en comparación con “lo que se supone debería tener” Y es cuando me digo que mis pechos son muy pequeños, mi nariz muy grande, mi cabello indómito, mis dientes feos, mis piernas ridículas ¡y paremos de contar!

No soy imbécil y obviamente soy conciente que muchas personas me tienen por una persona atractiva físicamente e incluso –confieso- que muchas veces me he aprovechado de eso para facilitar mi vida. Y por eso mismo que conozco ese lado de las cosas y el hecho de que lo he cambiado conforme he ido madurando, es que me molestan las personas que se explotan como pedazos de carne.

III

De la belleza física que constantemente ofende a la belleza interior

Hasta ahora no he dicho nada nuevo: alguien a quien le molestan las personas con cirugías estéticas vanales y una chica que a veces se siente insegura de su belleza física. Pasemos al relleno cremosito:

No voy a empezar a usar el cásico cliché de decir que lo que importa es lo de adentro, que la belleza es subjetiva y que no importa ser bello por fuera. Concuerdo con Christlieb cuando dice que la apariencia física es la identidad personal.

Una persona que sea fea por dentro y bella por dentro sigue siendo fea por fuera. Lo honesto no quita el acné. Lo amistoso no endereza los dientes. Lo inteligente no te cambia el tono de piel al color desees. El error que hemos cometido es querer confrontar dos cosas (belleza interior vs belleza física) que no son iguales. Es como decir que x músico es mejor que x escultor. 

Algo que ni siquiera se va discutir es el hecho de que las virtudes y vicios de una persona casi siempre sobresalen por sobre su físico. Hay personas que por muy bonitas, buenas o atractivas son pésimas personas y casi todos las odian o rehuyen. 

Mi punto es que no queramos hacer pasar belleza interior por belleza exterior, aceptemonos como somos: si somos feos, pues seamos unos feos felices. Si somos belllos pues seamos bellos, sin necesidad de sobajar a los demás. Porque, pensandolo bien, es lo que me molesta de las personas con operaciones quirurgicas:

Como ellas ya se “arreglaron” critican a todos lo que siguen siendo feos. Es decir, no conformes con venderse como el producto idóneo, mancillan a las personas que no cumplen con los estándares de belleza que ellos creen correctos. Me sobremolestan las personas que se burlan, sobajan y maltratan a las personas “feas”, como si ser feo fuera un pecado o como dice Christlieb “como si ellos mismos por tontos hubieran escogido ser así”.

La belleza física es algo sobrevalorado; después de todo la gran mayoría de las personas no cumplimos con todos los requerimentos que dicta el “ser bello” y aún así, gran parte de nosotros tenemos pareja, amigos, trabajo y en general vidas felices. Es donde cabría preguntarse cuántas de esas personas con operaciones y en general que idolatran la belleza física viven vidas plenas. Y esa misma sobrevaloracion se la damos, en parte, las personas feas (me incluyo para no pecar de soberbia :P) al siempre intentar seguir los estándares establecidos para ser bonitos. ¿Por qué ese afán por ir siempre tras algo que no somos?

Por poner un ejemplo: es como si el ser músico fuera lo máximo, y TODOS; personas con o sin talento hablididad o gusto por la música intentaran serlo solo porque es lo que dictan las reglas. ¿Porqué no aceptar que no eres músico, pero tienes, por decir algo, talento para esculpir?

Las virtudes que podamos tener son de grandisisímo valor, no se pueden comparar con la belleza física, porque son cosas distintas. Tanto si tenemos unas como otras deberímos a prender a gozar nuestra vida tal cuál nos fue obsequiada por mamá naturaleza.



En cuánto a las personas con cirugías estéticas, me siguen dando un poco de aversión, y secretamente deseo verlos llegar a viejos y ver qué pedo con la silicona ¿se derrite? ¿se cae? ¿Cómo se ven las bubies de una viejita que se operó siendo joven? ¿y qué será de las nalgas de silicón de los hoy muchachos el día de mañana? Me intriga. 

Por mi parte, planeo envejecer tal como la naturaleza me hizo, dándole una ayudadita con ejercicio y una vida sana, lo demás lo dictarán los años.

19 octubre 2010

Soriana y reciclaje.


Tengo meses buscando un lugar al cual poder llevar materiales reciclables que acumulo en mi casa, más que todo que me quede cercano a donde vivo, pero no había encontrado alguno:

Gran sorpresa me he llevado, el pasado viernes cuando me enteré que en Soriana están aceptando el vidrio, papel, aluminio y plastico para reciclar y te premian con dinero electrónico.

Como en casi todos los centros de acopio de productos reciclables, los materiales que llevemos deberán estar:
  • Separados
  • Esto es dividirlos en vidrio (botellas de bebidas, productos, trastos de cocina...), papel (cartón, periódico...), aluminio (latas, sobre todo) y plástico (botellas de refresco y recipientes varios)  
  • Limpios
  • Vaciar correctamente los botes, botellas, vasos y lavarlos para deshacernos de cualquier residuo líquido.
  • Doblados, aplastados.
  • Para que ocupen el menor espacio posible

Aunque aún no he llevado materiales ni una sola vez, a fines de mes (cuando regularmente voy al súper) llevaré lo que recolecte durante este mes. Les platico luego como me fue. 

Según leo en diversos artículos en la red, una vez en Soriana, PASA (empresa que se dedica a recolectar la basura de muchas áreas del la metrópolis) recolectará el material recibido en las sucursales, y posteriormente se encargará de llevarlo a plantas Procesadoras de Materias Primas Industrializables (PROMAPI) en el caso del vidrio; ya del resto de los materiales, PASA se hará cargo.

Todo esto como parte de ser una empresa socialmente responsable, en conjunto con sus campañas de reciclaje de electrónicos, uso de bolsa de tela reutilizable Soriana y las bolsas biodegradables.

En fin, solo un pequeño post informativo para toda la gente que, como yo, no sabía que podemos llevar nuestros reciclables a Soriana: lo actualizaré a fines de mes para contarles mi experiencia reciclando en esta tienda.

18 octubre 2010

El primer año del resto de nuestras vidas.


A eso me saben los años transcurridos:
despertares lodosos, dedos entumidos,
olor a polvo y a llorar bajo sábanas
con aroma que aún no es familiar.

Así, los días que pasaron,
viven indescritos en mi boca
encerrados en palabras que no
puedo más que oler.

y mis ojos se ven cegados
por brochazos de verde,
ahogados en mares de gris y
diálogos para microondas;

cuerpos que se acuestan juntos,
pero duermen a vidas de distancia.

idas y venidas, compras y atuendos
para la ocasión de verse la cara
y darse los holacomoestuvotudía
que sean apropiados.

Sabor a la ironía del desprecio
que parió la más perfecta ternura,
del desdén que despertó como un abrazo:
dos extraños, una historia.

15 octubre 2010

Feria Internacional de Libro de Monterrey


Como una persona que disfruta la literatura se supone que debería esperar con ansias la Feria Internacional de Libro de Monterrey, tenerla agendada desde meses antes y hasta hacerles reseñas, como he hecho con el Festival de Cine o de Teatro, pero no es así.

Desde que recuerdo haber asistido a la Feria me ha parecido un evento incompleto y falto de interés. Ok, tienen algunos buenos invitados y eventos culturales, pero en comparación con otras ferias del libro nacionales e internacionales siento que le falta demasiado para llegar a un estándar de alta calidad.

Aun así, prácticamente todos los años, desde que recuerdo saber de su existencia he asistido uno o varios días, a excepción de este y el año pasado, más que todo para ver sí ahora sí

Según yo, el atractivo de una feria del libro debe ser:
  • Muchos libros, muchas editoriales y especímenes difíciles de conseguir o importados en exhibición.
  • Ofertas, precios por debajo de lo normal y en gral. gangas.
  • Presencia de invitados de alto rango, sobre todo si el mote de la feria es "Internacional"


NO digo que no vayan, simplemente que debemos exigir más calidad.

Las últimas veces que asistí no encontré ningún libro que no pudiese conseguir en alguna librería de las conocidas en Monterrey, los precios era regulares, incluso más caros y aunque los eventos culturales son interesantes, son así mismo prescindibles, no levantan el ánimo de decir "Tengo que ir", al menos para mí es un hueco "bueno si puedo ir, iré, si no, pues habrá otro año"

Una cosa es que debamos apoyar la cultura sobre todo lo local, pero otra es que nos conformemos con cosas que podrían ser mucho mejores y no lo son. Lo peor que le podemos hacer a estos eventos es brindarles la condescendencia y la mediocridad de decir "Pues no es genial, pero es de Monterrey" 

En mi caso tal vez este año asista antes de que termine la semana, pero levanto mi reclamo por una FIL de Monterrey de alta calidad.

Calendario de la Feria e informes: http://fil.mty.itesm.mx/

10 octubre 2010

El Quijote en Youtube. ¿ya subiste tu video?

"¿Quieres leer un fragmento del Quijote 2.0 más grande de la historia? Celebremos la grandeza del español con la lectura más universal del Quijote, de la mano de la Real Academia Española. Participa con tu video y construyamos, entre todos, el Quijote 2.0 más grande de la historia."

Esa es la invitación que la Real Academia Española nos hace a través de Youtube. ¿Cómo participar? Facilísimo: entras al canal de El Quijote en youtube y después de hacer clic se muestran los 3 pasos para subir tu video y que forme parte de esta lectura universal.

Los pasos son sencillísimos: pides tu fragmento y una vez que se te asigna tienes 6 horas para grabar tu video de acuerdo a las especificaciones -nada del otro mundo, claridad de audio e imagen, apego total al texto...- y subirlo a tu canal. Es todo, después de un periodo de espera para que sea verificado y aprobado (En mi caso unas 5 hrs.)¡tu video aparecerá en la galería de El Quijote en Youtube!




Después de leer en el blog de Pat Salazar sobre esta iniciativa decidí mandar mi video y ya ha sido aprobado :D

El fragmento que leí es este:

Libro 1, capítulo XXXIII, fragmento nº 633

"Creyole Anselmo, y para dalle comodidad más segura y menos sobresaltada, determinó de hacer ausencia de su casa por ocho días, yéndose a la de un amigo suyo, que estaba en una aldea, no lejos de la ciudad, con el cual amigo concertó que le enviase a llamar con muchas veras, para tener ocasión con Camila de su partida. 

¡Desdichado y mal advertido de ti, Anselmo! ¿Qué es lo que haces? ¿Qué es lo que trazas? ¿Qué es lo que ordenas? Mira que haces contra ti mismo, trazando tu deshonra y ordenando tu perdición. Buena es tu esposa Camila; quieta y sosegadamente la posees; nadie sobresalta tu gusto; sus pensamientos no salen de las paredes de su casa; tú eres su cielo en la tierra, el blanco de sus deseos, el cumplimiento de sus gustos y la medida por donde mide su voluntad, ajustándola en todo con la tuya y con la del cielo."


¡Animense a subir su lectura del Quijote!

08 octubre 2010

Volúmen 3 del vlog: Mario Vargas Llosa, testigos mentirosos y Brozo con muchas guitarras de fondo.

Ya terceras y bien encaminada con esto de los videos. Disculpen la calidad del video, estuve jugando con las configuraciones de la cámara con no muy buenos resultados que digamos...

Mención honorífica a Mario Vargas Llosa por su recién adquirido premio Nobel de Literatura, crítica a las personas que dan información falsa a las autoridades u noticieros cuando se cometen delitos y mi opinión sobre la polémica que desató Brozo la última semana. Disfruten.



06 octubre 2010

Disculpe el despertarlo un domingo por la mañana, vengo a burlarme de sus creencias.

"Hay algunos ateos que dejan de creer en un amigo imaginario para comenzar a creer en un enemigo imaginario"

Hablo de los ateos que se dedican a predicar su no-creencia en cualquier dios a los cuatro vientos. Insultan, se burlan o critican a los creyentes y todas las discusiones las encaminan hacia "la culpa de la iglesia" o la ignorancia de los [inserte cualquier religión-creencia]. En pocas palabras se dedican a lo mismo que cualquier fanático religioso, pero tratando de convertir a todo mundo al ateísmo.

Obviamente, como en todo, no todos los ateos actúan de esta manera -así como no todos católicos, cristianos, budistas...son iguales- pero es una conducta que he encontrado en muchos de ellos y que, al igual que cualquier clase de fanatismo, me molesta.

Como dijo sabiamente Benito Juárez "El respeto al derecho ajeno es la paz":

Todos tenemos derecho a la libre expresión. Eso es cierto, pero ¿porqué criticar a alguien que expresa su fe y decir que te molesta tanto que intenten convertir a todo el mundo cuando tu haces lo mismo con tu ateísmo? Ambos están ejerciendo su derecho a la expresión y mientras no se trasgredan los límites de espacio y privacidad te debe importar un bledo lo que la gente haga con sus creencias.

 Lo que es bastante molesto es que a veces estos ateos son muchísimo más fanáticos que algunos cristianos-católicos en su predica: saturan su (¡y tu!) blog, perfil de facebook, twitter... con consignas hacia los creyentes, con bromas y chistes insultantes hacia las religiones etc. Lo cual aunque no me agrada, bueno es su derecho, pero entonces están criticando lo mismo que hacen: el fanatismo y el querer convencer a todos de tener la verdad. ¿entonces de que nos estamos quejando, compadre?

La misma gata, pero revolcada. El caso, como casi en todo es estar en contra de algo. 

Tengo conocidos y amigos de muchas religiones, creencias e ideologías y si hay algo que me agrada de las personas es que vivan su religión de manera personal y respeten las creencias o no creencias de la gente a su alrededor: no tratar de convencer a nadie, no criticar o burlarse de nadie por esa razón (al menos no seriamente) y respetar los creencias de los demás.

Por ejemplo tengo muchísimos amigos cristianos evangelistas que pueden ver como "pecado" muchas cosas que yo hago, digo o pienso: pero a mí me interesa esa persona más allá de sus creencias ¿qué hago? Convivo con ellos dentro de nuestras cosas en común, no nuestras diferencias, siempre dentro de nuestros principios, pero respetando los ajenos. Y salvo algunas ocasiones, me ha funcionado bastante bien.

La verdad no es absoluta y mucha gente se siente cómoda donde otra no. Si tú como ateo estás contento con tu no-creencia, bueno es válido, tal vez tengas razón: de igual manera si alguien cree en Cristo o en Buda o en Alá, es válido y funciona para ellos ¿porqué esa obsesión por convertir a los demás? Mientras no se metan contigo directamente no te afecta en nada.

¿Por qué entonces se nos hace tan difícil respetar las creencias de los demás?

Aclaración: no soy cristiana-católica, ni atea.

05 octubre 2010

Poema patrocinado. (Olor)

El siguiente poema ha sido traído a ustedes gracias a la inspiración de AXE Musicstar Bodyspray ® "Recupera lo que los músicos te habían quitado" 

(Comefrutasyverduras.SinoerestanguapocomoelmodelodelcomercialesposiblequeelproductonosurtalosefectosdeseadosPermisoSEGOBmiltreintayseisetecientosveintitres.PromociónválidasoloparalaRepúblicaMexicana.)




Olor a planes de vengaza liquidados 
en abrazos que doblan rodillas;
a besos con meses de retraso,
a orgasmos que esconden sollosozos negados.

Sudor que huele al perfume de las cosas impulsivas,
de la resaca y de los siempreno.

Aromas confusos como la indiferencia,
los rompecabezas de mentiras
y las maletas hechas, deshechas y vueltas a hacer.

Olor a hastasiempres que viven tres días
porque el hambre de ti –o la ingenuidad-
no los dejan respirar.

Fragancia a palabras que presagian
retornos, vidas, heridas y nostalgia;
esperanzas fundadas e infundadas de
recordar siempre lo que fue
y dejo al ahora y al mañana vivir.

29 septiembre 2010

¿Qué hacer con el aceite de cocina (vegetal) usado?

Algo que hacemos (o hicimos) todas las amas de casa es, después de freír algún alimento desechar el aceite usado por el drenaje, sin tomar en cuenta o siquiera saber que es en cierta medida bastante dañino para el ambiente. Sobre todo por el hecho de que es algo que la gran mayoría de las personas hacen, si sumamos la cantidad de aceite usada por todas la gente de un determinado lugar yendo al drenaje...bueno es una gran cantidad de aceite vertida en los ríos y corrientes de agua.



Un "dato" bastante citado en internet dice que 1 litro de aceite contamina 1 millón de litros de agua. Esta aseveración es cierta hasta cierto punto, pero me gustaría explicarla más profundamente, veamos:

El aceite vegetal por sí solo NO CONTAMINA en el sentido estricto de la palabra, ya que es biodegradable, al ser de origen natural (semillas, frutos como la oliva, etc). Eso quiere decir que después de cierto tiempo es metabolizado por los microorganismos del ambiente y reintegrado a él.


Como bien sabemos, el agua y el aceite no se "revuelven" sino que, al tener densidades diferentes tienden a separarse. Por esta razón, al ser arrojada al drenaje y posteriormente al agua de los ríos, teóricamente, el aceite forma una capa sobre esta dificultando la correcta oxigenación del agua y afectando a los organismos que dependen de ella. Hablando en este sentido 1 litro de aceite podría ensuciar 50 mil litros de agua, osea, una pileta de 5 x 5 x 2 mts. ¿no parece tanto, eh? Sin embrago, en un río corre muchísima agua y sumado con el movimiento logra emulsionar el aceite en pequeñas gotitas que pueden ser metabolizadas de manera natural, como se mencionó antes.

Ahora bien, aquí estamos más bien hablando del aceite vegetal que ha sido utilizado para freír alimentos. Y ahí cambia la cosa.

Durante el proceso de fritura ocurren diversos cambios físico-químicos en el aceite a saber: hay un incremento de ácidos grasos libres por lo que se favorece la autoxidación del aceite la cual conlleva la formación de , hidrocarburos, lactonas, alcoholes, compuestos carbonilos, ácidos que provocan en el aceite alteraciones del olor y el sabor, conocidos como rancios, también el oscurecimiento de este. En experimentos realizados en animales (:()la administración de una concentración elevada de grasas oxidadas provocó problemas en el hígado conjuntamente con diarreas y pérdida de peso y del apetito y en caso de consumo prolongado se observó cáncer y la muerte.

No hay que sobrealarmarnos, aunque consumir alimentos fritos, no es muy sano que digamos, todas esas toxinas no se quedan completamente en los alimentos, solamente en cantidades relativamente pequeñas. ¿Entonces a dónde van? Pues al agua de los ríos, donde el aceite, en vez de ser reintegrado naturalmente al ecosistema libera dichos compuestos al ambiente y envenena a muchos organismos. Eso sin olvidar que dichos compuestos podrían trastornar, el proceso de emulsión del aceite facilitando la capa anti-oxigenación de la que ya se habló.

Por otra parte (y aunque no es el tema central del post) el aceite mineral, para auto, por ejemplo, es el que representa un mayor impacto perjudicial al ambiente ya que contiene metales pesados, contamina millones de litros de agua o varios metros cúbicos de suelo y prácticamente no es biodegradable. Por tanto jamás se debe desechar en el drenaje o el suelo, sino buscar opciones como centros de reciclaje especializados en recolectar aceite mineral.

Volviendo al punto: sabiendo lo dañino que puede resultar el aceite vegetal usado ¿cuál es la mejor manera de desecharlo? He aquí cuatro opciones:

  • La mejor, más simple y obvia respuesta es reducir el consumo de aceite al mínimo, no solo por el bien ecológico, sino porque si cocinamos con menos aceite estaremos procurando la salud de nuestra familia. Un punto importantísimo: Nunca re-utilicen el aceite usado para frituras en la cocina. Como mencioné anteriormente, el proceso de freír alimentos oxida el aceite y libera sustancias dañinas, por lo que reutilizarlo podría traer feas consecuencias a la salud del consumidor.


  • Otra también sencilla, pero no tan adecuada ecológicamente es ir acumulando el aceite usado en una botella ya sea de vidrio o plástico y cuando se llene botarla a la basura, perfectamente cerrada. Esto no es tan buena idea por la simple razón de que es muy probable que durante el proceso de transporte y recolección de basura la botella sea comprimida junto con todos los demás desechos y se rompa contaminando el suelo y los sólidos a su alrededor.


  • Mi manera favorita de ir reduciendo el impacto del aceite que desechamos es la combinación de reducir el consumo de aceite y el poco que usemos y desechemos destinarlo a la fabricación de jabón casero, de ese que usaban nuestras abuelas en las épocas en que la lejía y los detergentes no estaban al alcance de todos. El proceso de saponificación reduce considerablemente el tiempo que el aceite tarda en biodegradarse. He aquí el proceso a seguir:

El aceite que va saliendo de las frituras que realizamos lo vamos colando (con papel filtro de cafetera, un pedazo de manta u otra tela fina) para eliminar los residuos de comida y en lo posible las impurezas y lo reservamos en una botella o garrafón perfectamente tapado.

  • Materiales/ingredientes necesarios:
  • Aceite vegetal usado
  • Sosa cáustica
  • Agua
  • Detergente en polvo (opcional)
  • Suavizante de telas (opcional)

Cada tipo de aceite tiene un factor de saponificación diferente, pero en el caso de los aceites de girasol, oliva, soya y maíz (los más comunes en México) es muy parecido: a saber 0.136.

Esto quiere decir que si queremos saponificar 2 lts. de aceite vegetal multiplicamos:

2000 ml x factor de saponificación (0.136)= es decir, necesitamos 272 grs. de sosa cáustica.

La fórmula aplica para otras cantidades. La cantidad de agua será igual en lts. a la del aceite, en este caso usaríamos: 2 lts de aceite vegetal, 2 lts de agua y 272 grs de sosa cáustica. Puede sonar complicado, pero en la práctica no lo es.

Notas: Yo aconsejo usar gafas, aunque sea de sol para protegerse y guantes, pues nos podemos quemar por el contacto de la sosa, que es un producto muy corrosivo o por los gases que emite mientras lo elaboramos. Sin embargo, si se siguen correctamente las instrucciones y se maneja con cuidado no representa ningún peligro. En cuanto al jabón resultante una vez echa la mezcla y puesta a secar en los moldes, debe dejarse en un lugar donde no lo toque nadie, unas tres o cuatro semanas para que se "cure" y ya después se puede cortar y es completamente inocuo para la piel y la ropa. Hay que tener mucho cuidado de no utilizar recipientes de metal durante el procedimiento, ya sea para guardar el aceite, realizar la mezcla o como moldes. Tomando en cuenta las anteriores instrucciones y precauciones, procedemos:


Se vierte en un gran recipiente de plástico el agua con el aceite. Luego se agrega la sosa tomando las debidas precauciones. Se mezclan con el palo.

Removeremos con un palo o cuchara de madera (recordar no usar nada de metal) siempre en la misma dirección. La mezcla se irá solidificando poco a poco, aunque puede tardar tiempo, hasta alcanzar un punto semejante a la mayonesa , mientras no dejaremos de mover, insisto, en la misma dirección. Esta mezcla estará lista cuando saquemos el palo limpio, sin que queden restos de la pasta adheridos a él.

Después la volcaremos en moldes forrados de tela y dejar secar a la sombra de 2 a 4 semanas. (Se seca mucho antes, a los 3-4 días, cuando podremos cortarlo, pero se debe dejar reposar para que la sosa no sea tan "fuerte" que es cuando puede irritar la piel)

Una vez seco y "curado" se puede desmoldar y cortar de acuerdo a los tamaños y formas necesarios.(si no lo hemos hecho ya, recuerden que seca mucho antes del plazo de curado y en ese periodo se puede cortar si preferimos.)

Así es más o menos como queda el jabón a los 4 días.

Si lo deseamos podemos agregar un puño de detergente en polvo o suavizante de telas para aumentar el efecto limpiador del jabón de ropa o darle olor; esto lo haremos al momento de agregar la sosa cáustica a la mezcla. De este jabón para ropa se puede agregar un pedazo a la lavadora en alguna bolsita de red (para que no se pegue a la ropa) y la deja limpísima, manchas muy difíciles se tallan directamente con el jabón y salen con facilidad, yo lo he probado y es magnífico. Sirve también, derretido en agua caliente para limpiar pisos, especialmente sucios, como los de cocina, los deja más que perfectos.

Contrario a lo que podría pensarse el jabón, después del periodo de curado, no guarda ningún olor a rancio ni tiene textura o color desagradable. Incluso se puede utilizar con fines cosméticos sin ningún problema: la mayoría de los jabones artesanales están hechos con esta misma técnica, podremos agregar aceites esenciales para perfumar, hierbas aromáticas; germen de trigo y avena (para exfoliar); aloe vera, cápsulas de virtamina E (para la piel); aceite de almendras o uvas (para suavizar) o cualquier cosa que se nos antoje.

Jabones artesanales con aroma y hierbas.


  • La cuarta y última opción, no es tan trabajosa como la fabricación de jabón, pero a la gente le sigue dando pereza siquiera informarse al respecto. Y me parece la mejor forma de realmente reciclar el aceite, esto es llevándola o vendiéndola a centros de acopio y procesadores de aceite vegetal que se dedican a tratarla en diferentes procedimientos, principalmente en la fabricación de bio-diesel. En Monterrey hay varias empresas que se dedican a comprarlo, en cuyo caso, solo habría que reservarlo como ya expliqué anteriormente y llevarlo a la planta correspondiente. En la siguiente liga está el Directorio de la Industria del Reciclaje de Nuevo León donde además podrán encontrar muchísimas más empresas que se dedican a comprar o colectar productos reciclables, como cartón, aluminio, plástico, etc.

Es hora de irnos haciendo cada vez más conscientes de a dónde van a parar nuestros desechos y que podemos hacer para minimizar el impacto de nuestro consumo. No más aceite al drenaje.

Volúmen 2 del Vlog: Máscaras, eco-tips y vloggers.

Segunda entrega del vlog de Crónicas Color Escarlata: la máscara que estoy haciendo, algunos tips ecológicos, adelanto del siguiente post, recomendación de "La Sociedad Mental" de Pablo Fernández- Christlieb y mi vlogger favorito: Yayo Gutiérrez. Espero que lo disfruten.

21 septiembre 2010

México, la colombianización y las declaraciones de Hillary Clinton o "¿Por qué nos duele la verdad?"

"México se está pareciendo más y más a la Colombia de hace 20 años , donde los narcotraficantes controlaban ciertas partes del país [...] Estos carteles de la droga muestran cada vez más índices de insurgencia, con la aparición de coches bomba, donde antes no los había"

Esas fueron las declaraciones que hizo la Secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, el pasado miércoles 8 de septiembre durante una intervención ante el Consejo de Relaciones Exteriores en Washington y que desataron polémica durante las pasadas semanas.

El pecado de Clinton, no fue la validez (o la falta de ella) en sus declaraciones, sino el haber sido políticamente incorrecta y comentar sobre esos temas delicados que todos los políticos evitan, esconden y maquillan.

He aquí algunas de las declaraciones más relevantes al respecto, por todo tipo de personalidades.

  • “México es democracia amplia y creciente, con una economía creciente y como consecuencia no puedes comparar lo que está pasando en México con lo que ocurrió en Colombia hace 20 años” Barack Obama, Presidente de los EUA, para La Opinión 1

  • "Lo que nos preocupa es que uno ve el desarrollo de fenómenos como coches bomba que pueden afectar a personas inocentes, que son actos de terrorismo... pero el término insurgencia (en México) no es lo mismo que insurgencia en Colombia. [En el caso de México] no se trata de un grupo militarizado dentro de la sociedad que está intentando tomar el control del Estado por razones políticas" Arturo Valenzuela, Secretario de Estado adjunto de Estados Unidos para Latinoamérica. 2

  • "La situación en México es compleja. Hay insurgencia no de ahora, que es pública y conocida. Yo no la veo ligada al narcotráfico. Sí veo a los grupos criminales en aspectos muy diversos de la vida pública del país. Pero, equiparar a estas organizaciones con la insurgencia colombiana; al menos yo no tengo ningún elemento para decir eso" Lázaro Cárdenas, ex gobernador de Michoacán, a La Opinión 3

  • “Es muy doloroso para México que se den afirmaciones tan poco cuidadosas, tan poco serias como las de la secretaria de Estado Clinton, porque dañan terriblemente la imagen de México [Lo que sí tienen en común México y Colombia es que] somos países víctimas del enorme consumo de drogas americano y ahora además de una venta exacerbada de armas de la industria americana” Felipe Calderón, Presidente de México, para Univisión. 4

  • “Sí hay elementos que sustentan lo dicho por Clinton, pues hay inseguridad e inestabilidad en México, pero se debe buscar la forma de cómo combatir eso; yo digo que aún no se llega al nivel de Colombia, pero sí es preocupante lo que está sucediendo” Pat Ahumada, alcalde de Brownsville, Texas, para Notimex. 5

  • El presidente nacional del PRD, Jesús Ortega reprobó las críticas de Hillary Clinton de comparar a México con Colombia en materia de inseguridad y aseguró que eso “no corresponde exactamente a la realidad del país”. Aseguró que fue una comparación “apresurada” de Clinton, aunque reconoció que la situación del país si es crítica en materia de inseguridad y el Estado está imposibilitado para hacerle frente. 6

  • La secretaria de la comisión de Relaciones Exteriores de la Legislatura federal, Caritita Saenz, afirmó que las declaraciones de la secretaria de Estado de Estados Unidos son desafortunadas y no ayudan en nada a México, así mismo afirmo que el gobierno de Estados Unidos debería mostrar mayor voluntad política y cooperación para evitar el tráfico y venta de armas. 7

  • “Estados Unidos no tiene la más mínima autoridad moral para criticar a México, ya que son ellos los principales consumidores de droga y traficantes de armas del mundo”. Pedro Vázquez, coordinador del PT en la Cámara de Diputados. 8

  • "[Hillary] está en lo cierto en el sentido de que las bandas de traficantes de drogas han tomado el control en partes" de México [además], al igual que la mayoría de los grupos insurgentes, los ejércitos mexicanos de la droga también tienen una fuente externa de financiación y armamento" Editorial en El Washington Post 9

La mayoría de las opiniones fueron exacerbadas y reprobatorias hacia dichas declaraciones, los mexicanos se sintieron ofendidos, heridos e insultados ante las palabras de la Secretaria de Estado estadounidense y antes de analizar sus dichos, se condenó, como mencioné antes, no la certeza o desatino de ellos, sino la impropiedad de haberlo siquiera mencionado.

Ahora resulta que si estamos mal, pero lo importante es que no estamos TAN mal como Colombia hace 20 años.

A las personas que han sufrido de manera directa las consecuencias de la inseguridad y violencia en el país muy poco les importa si estamos igual o peor que ellos. No hay circunstancias atenuantes, el país está mal y es lo que importa. En vez de gastar tiempo y esfuerzos tratando de resarcir opiniones ajenas lo que los políticos deberían hacer es ponerse a trabajar y hacer frente a la delincuencia. En vez de "sentirse" por declaraciones incómodas, deberían esforzarse porque no fueran reales; porque realmente lo que incomoda y ofende es que sean tan ciertas las palabras de Hillary.

Tal vez no son totalmente similares las situaciones del México actual y la de Colombia de los 80s, pero no podemos negar que si no estamos así, para allá vamos. ¿Que el origen, la ideología o los responsables no corresponden? Pues las muertes, la violencia, la corrupción y la incompetencia del Estado sí.

Pueden haber distintos trasfondos a las declaraciones de Clinton, pero eso no les quita veracidad y realmente se necesita muchísima ingenuidad, para no ver la realidad de sus opiniones. Si han causado polémica y enojo ha sido por la odiosa costumbre de los políticos de lavar los trapos sucios bajo la mesa y siempre ser correctos y sonrientes en sus juntas y congresos, pero al terminar estos hacer y deshacer a antojo. Como política fue un desacierto expresar de esa manera sus opiniones, debido a la ola de críticas y reprobaciones que se ganó, pero no ha hecho más que decir la verdad. Claro que la verdad ofende, cala, duele e irrita a más de uno.

Les recomiendo "Bienvenida a la colombianización" opinión de Rogelio Núñez Doctor en Historia de Iberoamérica. Miembro del Observatorio de Seguridad y Defensa de América Latina) donde critica de forma inteligente las declaraciones de Hillary Clinton y realiza un análisis certero de la colombinización de México.

Fuentes: