07 junio 2011

Siguiendo el XXI Encuentro Estatal de Teatro.- Reseña: "La habitación"


El día de ayer continué asistiendo a las funciones presentadas durante el Encuentro Estatal de Teatro. Las obras que vi fueron «La habitación» y «Amigas desgraciadas». La primera es la obra que les reseñaré a continuación, la segunda...si es posible, intentaré olvidar que la vi.

«La Habitación» es una producción del Grupo Teatral Fatum. La obra fue escrita por Bárbara Colio y ganadora del Premio Estatal de Literatura 2002 de Baja California. Cuenta con las actuaciones de Candelario Fermín (Él), Pamela Leal (Ella), Abigail Martínez (La de las llaves) y Roberto Cázares (El guardia). «La habitación» nos presenta las vivencias de cuatro personajes, que aunque parecen circunstancialmente relacionados, en principio sus historias nos parecen inconectas. Un hombre y una mujer en lo que parece ser una relación llena de obsesión, dependencia y falta de comunicación, la gerente y el guardia de un supermercado.

El ritmo de la obra es extrañamente rápido y la verdad es que el espectador tarda unos minutos en acostumbrarse y "captar" de que va la obra. Ciertamente esa misma confusión es necesaria para el tema de la obra, pero tal vez a la dirección le faltó integrar bien los elementos para que, desde un inicio, el espectador se sintiera parte de la puesta en escena.

En la sinopsis de la obra que se muestra en el folleto informativo del Encuentro se decía -a modo de presentación- que ésta presentaba «un hecho del cual todos participamos, pero nos empeñamos en no reconocer, o bien, le restamos importancia: estamos perdiendo nuestra humanidad. La comunicación y las interacciones con los otros resultan más satisfactorias mientras mayor distancia marquemos, en tanto podamos evitar mirar a los ojos a quien tenemos enfrente» Por raro que pudiese parecer -e inesperado- eso de «evitar mirar a los ojos» se lo tomaron muy en serio.

Resulta chocante -en el buen sentido- cuando, después de algunos minutos de comenzada la obra, el espectador se da cuenta que ninguno de los personajes está hablándole directamente a alguien. El resultado son "diálogos" o monólogos simultáneos en donde nadie está escuchando y todos le hablan -como comúnmente se dice- a la pared. Si bien es cierto que en algunos momentos es difícil seguir el hilo o entender de qué diablos se está hablando, el conjunto es especial e impactante. Sobre todo en el momento en que el auditorio se da cuenta que es parte de la confusión de los personajes.

Desgraciadamente la calidad de las actuaciones fue muy variable, había momentos muy bien logrados -sobre todo las escenas con Pamela Leal- y otros momentos que rayaban en la parodia y se veían plásticos o carentes de emoción, falsos e inconexos. En su totalidad, el trabajo de los actores fue bastante mediano y la obra salió a flote gracias a la increíble atmósfera que brindó la iluminación y el detalle de no mirarse a los ojos.

A propósito de la iluminación, es notable el trabajo de Raúl Escalona, ya que en todo momento las luces crearon diversos ambientes -asfixiantes, hasta cierto punto- que integraron al auditorio con lo que asaba en escena. Gracias a estos interesantes cambio de iluminación -que iban desde una luz totalmente clara a algo totalmente enrojecido- se facilitó bastante el que los personajes expresaran e irradiaran sus diversos estados y aumentó la intensidad de muchos parlamentos.

La escenografía era muy, muy simple -lo cual no necesariamente tiene que ser malo- y la musicalización no fue muy notable, pasó sin pena ni gloria.


La obra en sí no es mala, la literalidad con que se tomaron el tema de la fata de comunicación y el distanciamiento entre las personas fue notorio y una buena sorpresa. Las atmósferas logradas, diversos sentimientos y algunas escenas fueron muy buenas. Sin embargo, la tibieza en las actuaciones y el ritmo confuso del desarrollo hicieron que, al final, la obra no brillara en escena.


Las presentaciones teatrales dentro del marco del Encuentro Estatal de Teatro continuarán hasta el 11 de junio. Más información en el post que escribí sobre el evento donde también encontrarán los horarios en que se presentarán las obras y el enlace a la página oficial del Encuentro.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias por el tiempo y el espacio que dedicaste a nuestro trabajo y sobre todo gracias por tu opinión, la tomaremos en cuenta para acentuar los aciertos y fortalecer las debilidades.

Raúl EScalona.