24 agosto 2012

Final de un viaje

Empecé este blog en 2007, yo tenía 16 añitos, vivía con mi familia y pues no había mucho más, era la típica carajita rockera y mamoncilla que va por la vida haciendo dizque desmanes y preocupándose de poco. Desde entonces muchas cosas han pasado y a veces hasta me es increíble conciliar que soy esa misma personas, leo algunas cosas que ponía por acá y me siento como si leyera sobre una chica que no fui yo.

El blog me ha dado nada más que buenas cosas, me permitió expresarme y dejar registro de cosas que sentía y necesitaba decir, expresar mis gustos, mis ideas, pero sobre todo, conocer personas: aquí conocí a mi pareja actual, a la mujer que no me parió, pero como si sí y a innumerables amigos, conocidos y contactos, personas interesantes que han enriquecido mi vida de muchas maneras que nunca esperé.

Como quizá se dieron cuenta, el blog siempre ha tenido altibajos en cuanto a la frecuencia de publicación, pero desde 2011 se redujo muy drásticamente y este año es prácticamente nula. Hay una razones para ello.

Una de ellas es que las redes sociales me han brindado un escaparate más directo de comunicación y dispersión de las ideas. Otra es que ya no me siento identificada con la identidad que me movió a crear este espacio y aunque he cambiado el tono y temas de los que escribo, no siento el mismo sentimiento apelante de venir acá y expresarme así nomás. Una tercera, es que -sinceramente- la URL del sitio es de lo más cutre y no puedo cambiarlo sin echar a perder cientos de links, perder referencias, y tener que darlo de alta de nuevo en todos los motores de búsqueda. Una más es que, quizá por lo que menciono en el punto dos, siento que venir acá es extender y cargar con partes de mi vida de las que ya estoy lista para desechar, no todas ellas malas, claro, sino simplemente ya no adecuadas.

Por las razones anteriores y porque me ha pasado ya varias veces, necesitar escribir algo y no sentirme a gusto de hacerlo aquí, he decidido "clausurar" este blog. No será eliminado, ya que genera visitas en posts atrasados y sobre todo en posts que pueden estar siéndole útiles a terceros, pero no actualizaré más por acá.

A todas las personas que se tomaron algo de su tiempo y vinieron a acá en algún momento a leer algo que yo escribía, a los que gastaron un momento y se tomaron la molesta de comentar, a los que han estado por acá conmigo desde el comienzo (ex-mamarrachos, un abrazo), a los que conocí aquí, a los que me topé después en personas y me saludaron, a los haters y trolls que en algún momento se dieron la vuelta, a los que difundieron y me consiguieron más lectores: MIL GRACIAS.

Estoy por comenzar un nuevo proyecto que aún no está definido al cien por ciento, pero pronto (hablo de hoy a mañana) lo estará y pondré aquí mismo (update a este post, post aparte y links en el blog) la información para que los que así lo deseen puedan continuar siguiéndome la pista de aquí en delante.

Este blog, y por ende los que me acompañaron en el viaje con él, mis queridos sonsacados, se quedan en un pedacito de mi memoria al lado de una gran sonrisa. Muchos ciaos.

Actualización: Si así lo desean, pueden seguir leyéndome en mi nuevo blog: «Cuando despertó, el humano seguía allí» y pueden suscribirse a la fanpage en facebook. Saludos.

5 comentarios:

Phylwx dijo...

Miau.

Edith Wasco dijo...

Meow :)

Mario Carvajal dijo...

Gracias a ti. (=

Tigrus dijo...

Ni hablar Edi, al final me pareciera que preferiste lo efimero de las redes sociales. Coincido contigo en que hay mas dispercion de ideas, pero lo malo es que las mismas se pierden en el mar de informacion y de cierta manera pierden el peso que talvez al final querias darle o no influyen como tu quisieras, pues uno pasa rapidamente de estar leyendo algo que vale la pena, a las tonterias de los amigos o de uno mismo, es como si te diras cuenta de un par de cosas que te ayuden en tu camino y luego prefieras volverte a adormecer.

Recordar nuestro pasado nos trae momentos vergonzosos y tormentos, precisamente por eso borre todos los posts viejos de mi blog, sin embargo el pasado siempre seguira ahi, es la base que nos hizo llegar hasta donde estamos ahora, en cierta forma hay que estar orgulloso, no del pasado que representa errores, sino de que sirvio para algo mas, a llegar a un lugar mas elevado o minimo para darte cuenta de tus acciones.

Te mando un saludo y estamos platicando =)

Edith Wasco dijo...

No es que haya preferido, Jume, de hecho ando empezando otro post (por eso digo lo de nuevos proyectos) en estos días subo el link.